Vicente Rodero, de BBVA: “Tratamos de liderar la transformación bancaria en todas nuestras geografías”

“Los ingresos de la banca europea han caído significativamente desde 2010; será muy difícil que la rentabilidad vuelva a los niveles pre-crisis”

Vicente Rodero, director de Country Networks de BBVA, ha destacado el excelente posicionamiento que tiene la entidad financiera para abordar los inminentes retos que afronta la banca española y europea. “Nuestra diversificación geográfica, nuestro modelo de banca universal centrada en el cliente, el foco en el control de riesgos y el desarrollo de nuevas funcionalidades digitales son claves en nuestra estrategia a través de la cual tratamos de liderar la transformación bancaria en todas nuestras geografías”, ha explicado Rodero en un acto de la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) celebrado en Bilbao.

En el marco del II Congreso Nacional de CFOs organizado por la APD, ha señalado también que “los tipos negativos, la regulación y el desarrollo tecnológico son los tres grandes retos que enfrenta actualmente el sector bancario”. Durante su ponencia en la sesión inaugural del congreso ha destacado que, como consecuencia de estos factores, la rentabilidad de la banca en España y Europa se está reduciendo.

“Los ingresos generados por la banca europea han caído significativamente desde 2010 por lo que será muy difícil que la rentabilidad de los bancos vuelva a los niveles pre-crisis. Como consecuencia de este entorno de rentabilidad se generará una presión muy significativa sobre los costes del sector que se tendrán que ir reduciendo de forma orgánica y muy probablemente también a través de integraciones bancarias que se tendrán que producir los próximos años”, ha explicado Rodero.

Frente a esta situación, ha añadido, “en BBVA ponemos el foco en el crecimiento con el convencimiento de que este sólo se puede alcanzar ofreciendo el mejor servicio al cliente. Por ello, tratamos de estar a la vanguardia de la transformación tecnológica y en el desarrollo de nuevas funcionalidades digitales para acompañar a nuestros clientes en su transformación”.

Volviendo a los desafíos, considera que el actual entorno de tipos en Europa “limita significativamente la capacidad de las entidades para remunerar el pasivo y aunque ahora no se esté produciendo, antes o después llegará una reapreciación del activo que permita mantener unos niveles mínimos de rentabilidad para la banca española. En cualquier caso, creemos que los tipos de la zona euro no seguirán entrando más en niveles negativos y se quedarán como están durante un tiempo”.

En el ámbito regulatorio, ante los incrementos de capital requeridos por los reguladores, Rodero apunta que “esta necesidad ha obligado a los bancos a retener beneficios (pagando menos dividendos), reducir activos o emitir capital, algo que está deteriorando la capacidad de crecimiento de sus cuentas de resultados”.

En cuanto a los cambios tecnológicos, el directivo de BBVA considera que la digitalización y la incorporación de nuevas tecnologías son un proceso de cambio que afecta, tanto a la banca como a otros sectores. “El reto es liderar y realizar eficientemente esta transición que tendrá beneficios para el cliente en términos de calidad de servicio y para la banca en términos de eficiencia. Pero independientemente de esto, pensamos que las oficinas y los centros de atención personalizada seguirán teniendo un rol principal en la relación con nuestros clientes durante mucho tiempo”, ha explicado Rodero que ha reconocido que “la tecnología da paso a la llegada de nuevos competidores digitales que sin duda están generando incentivos a la banca tradicional para acelerar la adopción de estas nuevas tecnologías y formas de trabajo”.

Share This