Un mercado basado en honorarios puros excluiría a muchas personas de un nivel aceptable de asesoramiento en seguros

Las nuevas exigencias de transparencia en el sector financiero están llegando al sector asegurador, y también causan polémica. Entre ellas, la posibilidad de que los intermediarios de seguros reciban comisiones de las entidades. La nueva directiva de distribución de seguros, IDD, que debe aprobarse antes de final de año, y la PRIPs dejarán en manos de los Estados miembros de la UE la posibilidad de prohibir las comisiones.

En concreto, se regula que los Estados miembros podrán imponer en sus regulaciones nacionales requisitos más estrictos sobre la remuneración de los mediadores, incluso podrán regular la prohibición de las comisiones de las entidades e imponer el cobro de honorarios profesionales.

Ante esta perspectiva, Nic de Maesschalck (en la foto), director del Bipar, la patronal de los mediadores de seguros europeos, ha afirmado que “cada intermediario tiene el derecho a ser remunerado suficientemente por sus servicios. Un mercado basado en honorarios puros excluiría a muchas personas de acceso a un nivel aceptable de asesoramiento en seguros y a la búsqueda de un producto adecuado de inversión o de seguro”.

Esta patronal también está preocupada por el exceso de información que la IDD puede imponer para comercializar seguros. Su presidente, André Lamotte, advierte que “creemos que para el seguro No Vida y Vida Riesgo puro, cualquier información adicional daría lugar a distorsión y debilitaría la competencia, lo que implicaría en última instancia que los consumidores fueran una víctima del sistema. También daría lugar a una distracción de los consumidores fuera de la información relevante respecto a su póliza de seguros, como niveles de cobertura, niveles de servicio, exclusiones o prima total”.

Share This