Un estudio de McKinsey insiste en que el fin de las retrocesiones llevará al mercado a concentrarse

Un reciente estudio de McKinsey & Co insiste en que el fin de las retrocesiones que consagrará la MiFID II llevará al mercado de servicios de inversión a  concentrarse en muchas menos entidades: “La nueva normativa llevará a la desaparición a las entidades de inversión con activos bajo gestión inferiores a 10.000 millones de euros, ya que la presión sobre los márgenes forzará a la banca privada a reducir costes y revisar el número de centros operativos”.Ante la nueva oleada normativa, McKinsey recomienda a las entidades que reformen urgentemente sus estructuras de tarifas si quieren mantener sus ventajas competitivas actuales: “Hay que repensar los modelos de tarifas y demostrar valor siendo más transparentes con el cliente”.

Share This