Tendencia al alza en asesores y clientes a la hora de operar de forma directa en los mercados

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
No hay duda, el futuro de la inversión será tokenizado, es decir que todos los activos serán digitalizados. Así lo constata el estudio de opinión que acaba de lanzar eToro, la plataforma de inversión en multi-activos líder en inversión social, basado en entrevistas realizadas entre asesores financieros en España con el objetivo de conocer su percepción, así como la de sus clientes, sobre el futuro de la inversión. La mayoría de los asesores que han participado en el estudio aseguran que en el futuro todos los activos serán tokenizado. Los datos apuntan que los criptoactivos podrían ir ganando espacio en las carteras, aunque actualmente tienen poca presencia. Según el informe de la plataforma de inversión social, tanto los asesores como sus clientes muestran cada vez más interés por la inversión en criptos (más de dos tercios de los asesores y sus clientes). Sin embargo, a la hora de materializar este interés invirtiendo de forma directa en criptos, los clientes están a la cabeza. 1 de cada 3 asesores del estudio asegura que sus clientes ya han invertido en criptomonedas y están convencidos que serán un activo fijo en las carteras en el futuro.

De hecho, muchos de los asesores encuestados aseguran que tendrán recorrido en el futuro, si bien se percibe cierta cautela a la hora valorar cuál será su protagonismo en la cartera de sus clientes. Según el informe, ese freno se genera, principalmente, porque se trata de un activo sobre el que no existe regulación, algo que, en opinión de los asesores, si se produjera ayudaría a incrementar la transparencia, además de facilitar el asesoramiento sobre este activo y/o frenar las pérdidas. Otros aspectos que generan desconfianza, aunque en menor medida, son la volatilidad, el riesgo de fraude y la falta de comprensión.

Según la directora general para España y Latam de eToro, Tali Salomón, “la evolución de la tecnología blockchain sin duda nos llevará hacia la digitalización de toda economía e incluso la inversión. La tokenización es un acto de convertir los derechos de propiedad de un activo en un token comercializable dentro del espacio blockchain. Esto representa un nuevo paradigma financiero, pues con el tiempo, todos los activos de inversión serán tokenizados, viéndose la mayor parte de la riqueza transferida a la cadena de bloques, cuya tecnología mejora la transparencia y reduce la fricción dentro del comercio global”.

La tecnología y el trading social democratizará la inversión

Casi la totalidad de los encuestados afirma que la tecnología está cambiando la forma de invertir y que democratizará la inversión en el futuro. Se observa una tendencia creciente de los clientes y los asesores a operar de manera independiente, es decir al margen del asesoramiento profesional que reciben. El concepto de trading o inversión social cobra cada vez más protagonismo. La mayoría de los encuestados asegura conocer este tipo de inversión. De hecho, hasta se detecta cierta tendencia a comenzar a invertir a través del trading social, tanto entre los asesores como en sus clientes. Los encuestados afirman que la mayoría de sus clientes lo han considerado y un tercio de ellos ha llegado a probarlo. Mientras que, a título personal, más de la mitad de los asesores asegura haberlo considerado, y un cuarto dice haber dado ya el paso.

“La inversión social debe ser considerada como una nueva forma de inversión dentro del sistema financiero. Permite a los usuarios “seguir”, es decir, copiar los enfoques de inversión de aquellos inversores de la plataforma que han tenido más éxito de forma completamente transparente. Por explicarlo de forma simple, se trata del Facebook de la inversión. Los inversores pueden comprar, mantener o vender sus activos de una manera sencilla, así como monitorizar su cartera en tiempo real y realizar transacciones cuando lo deseen con total transparencia. La idea detrás del trading social es que el inversor no se sienta solo, que sea capaz de interactuar con personas de todo el mundo y compartir enfoques de inversión, aprovechando la inteligencia colectiva para lograr el éxito en sus inversiones.”, explica Salomón.

El aspecto que más atrae del trading social es el hecho de poder aprender estrategias diferentes de inversión, llevadas a cabo por otras personas, pues permite copiar las carteras de inversores profesionales y transmite transparencia. Por otra parte, las mismas ventajas también llegan a generar desconfianza entre algunos de ellos, y hasta dos tercios manifiesta su freno debido al riesgo de herrar en la elección de los inversores a los que se copia. En palabras de la responsable de eToro en España: “La inversión social ayudará a mejorar la cultura financiera de los inversores de a pie, al aumentar la transparencia y permitir compartir sin frenos la información. Así los inversores podrán ampliar y compartir sus conocimientos sobre los activos de inversión. Esto resuelve una de las preocupaciones que más hemos detectado cuando entre los asesores financieros que no incluyen aún en las carteras los criptoactivos debido a la falta e comprensión. No paramos de hablar de la necesidad de educación financiera, la inversión social permitirá hacerla realidad”

Fondos de inversión, acciones y planes de ahorro para la jubilación, los activos financieros más comunes

Según los asesores del estudio, las mayores inversiones de sus clientes están en renta fija y variable, con cierta inversión en activos inmobiliarios, mientras que los criptoactivos y los EFTs parecen tener menos presencia. A la hora de analizar las inversiones de sus clientes, lo más habitual es encontrar fondos de inversión, acciones y planes de ahorro para la jubilación. En cuanto a los sectores, por lo general sus clientes suelen estar muy interesados en invertir en banca, telecomunicaciones y sectores emergentes.

Share This