¿Qué previsiones hacen Bankinter y Banca March sobre el impacto en los mercados de los atentados de París?

Los terribles atentados de Paris parece que no están teniendo una fuerte repercusión en los mercados. Según Bankinter, “los atentados tendrán impacto reducido… pero impacto. Será impacto limitado, pero no será cero. Al ser París el objetivo y a una cierta escala, afectará a la confianza del consumidor europeo, al turismo y, aunque en menor medida, a la asignación de activos: se favorecerán los activos refugio, aunque probablemente esta actitud tendrá corta vida debido a la presión del flujo de fondos de los bancos centrales (BCE sobre todo) y a la escasez de alternativas de inversión con retornos “decentes”. Toca de nuevo espera y tensión, algo que iba a ser así de todas maneras antes de los atentados en París, pero después de éstos aún más”.

 

Por su parte, Banca March indica que “tras los atentados en Francia, es previsible un incremento en los riesgos de tipo geopolítico en el corto plazo; las respuestas a los ataques se están produciendo ya, y desde el país vecino se afirma que continuarán en el tiempo. En anteriores escenarios de ataque terrorista, los mercados de renta variable han reaccionado fuertemente a la baja tras los primeros momentos (SP500 cayó un 7% en los cinco primeros días tras el 11/09/2001; el IBEX35, un 7,2% tras el 11/03/2004 y el Footsie un 2% tras el 07/07/2005), aunque suele tratarse de movimientos muy acusados con movimientos de recuperación muy rápidos”.

 

Por lo tanto, el banco cree que en el corto plazo cabría esperar: “Movimientos negativos en los mercados de renta variable; incremento de la volatilidad en los mercados a corto plazo; incremento en los precios de los activos considerados como refugios de valor, como el oro, o los bonos de máxima calidad, e incremento en los precios del petróleo, especialmente si se produce un escenario de mayor tensión militar en Oriente Medio. Sin embargo, insistimos en que dichos efectos, en escenarios similares, han sido acusados en los primeros momentos tras los atentados, aunque han revertido con igual celeridad tras las primeras sesiones de mayor volatilidad. Recomendamos, por tanto, mantener las posiciones actuales”.

Share This