Pedro Solbes en EfpaCongress: “La importancia del asesoramiento irá en aumento en los próximos años”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El asesoramiento financiero de calidad es el mejor aliado para proteger a los clientes en el marco actual económico y de los mercados”. Esa es la gran conclusión de la sexta edición de EFPA Congress, organizado por EFPA (Asociación Europea de Asesores Financieros), la cita de referencia para la industria financiera que ha reunido en Sevilla a más de 1.000 profesionales del sector.

Carlos Tusquets, presidente de EFPA España, destacó en la intervención inaugural que la cita de Sevilla ha supuesto un récord de inscripción y recordó que “nos encontramos justo en el año de la verdad para el asesoramiento, tras la implantación de la normativa comunitaria MiFID II”.

Josep Soler, consejero de EFPA Europa y delegado ejecutivo de EFPA España, explicó que “supone un verdadero reto para el asesor financiero acompañar al sector en la transformación que está experimentando”. En este contexto, el representante de EFPA explicó que la asociación ha crecido un 40% solo en un año y medio.  

La vicepresidenta de la CNMV, Ana María Martínez-Pina, señaló que “hoy más nunca resulta importante valorar la labor del asesor financiero”. Además, analizó tres factores importantes para el sector, en el contexto actual. En primer lugar, la entrada en vigor de MiFID II, que ha supuesto un cambio fundamental para la profesión en España. Martínez-Pina explicó que se está trabajando “para ofrecer la mayor información a los inversores y tratando los conflictos de interés” y señaló que confían en que “el desarrollo del Real Decreto esté listo para finales de este año”.

La transparencia es otro de los retos del escenario actual. La vicepresidenta de CNMV explicó que “resulta fundamental dar información clara sobre comisiones y retrocesiones además de un informe trimestral de evolución sobre las inversiones. Por último, la representante de la CNMV señaló a los bajos tipos, “que hacen que el asesoramiento sea necesario para que los inversores encuentren inversiones alternativas para encontrar rentabilidad”.

Pedro Solbes, exministro de Economía y Hacienda (2004-2009) y Comisario Europeo (1999-2004), Aristóbulo de Juan, exdirector general del Banco de España (1982-1986), también participaron en las intervenciones inaugurales.

Pedro Solbes explicó que “nos encontramos en un momento clave por los próximos cambios que se producirán en la Unión Europea, tanto en la composición del Parlamento, como en la Comisión y la Presidencia del BCE, “cuyo papel ha sido tan importante en la gestión de la crisis”. Solbes reconoció que “hay un cierto hastío de Europa, pero que la solución pasa por desarrollar y proponer proyectos atractivos para el futuro”.

Además del brexit, el exComisario Europeo se refirió a Italia como otro de los grandes retos para el proyecto comunitario. “En este caso, hay un claro problema entre el Gobierno y la Comisión. Bruselas tiene que revisar los documentos y habrá una cierta confrontación”, y apuntó a la percepción que existe en EE. UU. sobre Europa. En este escenario, el ex ministro de Economía reconoció que “hay que volver a la normalidad en el ámbito fiscal y financiero y el gran reto son los compromisos fiscales que han hecho que pasemos de un nivel manejable de deuda a una situación mucho más dura. La clave está en reducir el endeudamiento, pero no se puede hacer de la noche a la mañana”.

En el caso de España, Pedro Solbes advirtió que hay un tema crucial como es “el  envejecimiento de la población con la repercusión en temas de sanidad y jubilación”. Sobre la profesión de asesoramiento, Pedro Solbes explicó que “la importancia de los  asesores independientes y la necesidad de formación específica será cada vez más requerida. Aquí, EFPA será un actor fundamental para facilitar las condiciones y esta nueva situación beneficiará sobre todo a los clientes”.

Aristóbulo de Juan, director general del Banco de España (1982-1986), confirmó que existen algunos indicadores de debilidad en el crecimiento, pero no en el corto plazo. Para el experto, los errores que no se deben cometer en un futuro pasan “por evitar la concentración de riesgos en un sector tan complicado, como en el caso del inmobiliario, y no tener previstos mecanismos para responder, evitar endeudarse por encima de los flujos generales de las entidades y, por último, el maquillaje de las cuentas públicas”.  

El exdirector del Banco de España alertó de que “MiFID II no es el único problema ni la volatilidad de los mercados, sino que los problemas tradicionales de la banca siguen estando vigentes”.  

Share This