Madrid es el sueño del agente financiero, ya que es la plaza con el mayor volumen de negocio por oficina

Madrid

Por Miguel Ángel Valero

La Rioja, Extremadura y Castilla y León son las comunidades autónomas con mayor densidad de sucursales de bancos por habitante, con ratios que oscilan entre los 0,83 y 0,98 por cada 1.000 personas. Pero la Comunidad de Madrid, con una penetración de las oficinas bancarias notablemente inferior (0,51 sucursales por cada millar de ciudadanos), es indiscutiblemente la plaza con el mayor volumen de negocio por sucursal. Y, por tanto, el sueño de cualquier agente financiero que se precie.

Un infome del Servicio de Estudios de Bankia señala que en España hay 0,57 sucursales bancarias por cada 1.000 habitantes, con horquillas regionales que oscilan entre las 0,98 lde La Rioja y las 0,41 de Canarias. Cataluña está en las 0,5, una décima menos que Madrid, dos menos que Andalucía, y tres que la Comunidad Valenciana (0,53 oficinas por 1.000 habitantes).

Entre las regiones con mayor cobertura por población figura también Aragón (0,79), Navarra (0,78) y Castilla La Mancha (0,75), algo en lo que podría influir la existencia de redes para llegar a localidades con menor densidad de habitantes.

En España hay una sucursal por cada 1.613 habitantes, lo que contrasta con los 13.929 de Estonia. La media de la Eurozona está en 2.170. Alemania tiene una oficina bancaria por cada 2.577 ciudadanos; Francia, 1.794; Italia y Portugal se mueven en los 2.100 habitantes por local de un banco.

Pero, en contra de lo que podría esperarse, la ratio de sucursal por habitantes no garantiza un mayor o menor volumen de negocio por oficina. De hecho, el estudio de Bankia desvela precisamente que la Comunidad de Madrid disfruta de la mayor productividad, con una media de 217.000 euros de negocio por sucursal, que más que duplica los 92.000 euros de la media nacional.

En el País Vasco alcanza los 114.000 euros por sucursal, superando a Cataluña (100.000 euros) pese a disponer proporcionalmente de más oficinas bancarias. Canarias, la comunidad autónoma con la capilaridad de sucursales bancarias más ajustada, apenas contabiliza 74.000 euros por establecimiento.

Peor lo tienen Extremadura, con 38.000 euros por oficina; Castilla-La Mancha, con 47.000 euros; La Rioja, con 53.000; y Castilla y León, con 55.000 euros.

Más actividad por población

El dato más relevante, no obstante, es que Madrid sobresale por encima de las demás en negocio financiero también por población. Según el estudio de Bankia, la actividad por habitante supera los 50.000 euros tanto si se mide en créditos, como en depósitos o recursos captados en productos como fondos de inversión y pensiones. Es mucho más del doble que la media nacional (ligeramente por encima de los 20.000 euros), y se sitúa muy lejos de Cataluña o el País Vasco, que no llegan a los 30.000 euros.

Escrito de otra manera: la Comunidad de Madrid, con el 12.4% de todas las sucursales, acapara el 28% de todos los depósitos de clientes, y el 29,8% del crédito. Cataluña, con el 14% de las oficinas, tiene el 13,2% de los depósitos y el 17,3% de los créditos. Andalucía tiene el 14,6% de todas las sucursales existentes en España, pero apenas captar un 9,8% del ahorro en depósitos y el 12,3% de la financiación.

Otro dato que interesa mucho a los agentes financieros. El negocio en Madrid está en alza. Es una de las siete comunidades donde el crédito aumentaba, un ligerísimo 0,4%, pero es que la media nacional sufre un descenso del 2,9%. Cataluña ofrece el peor dato, con un desplome del 9,6%, mientras que la Región de Murcia registra el mejor: crecimiento del 3,2% del crédito.