Los inversores españoles apuestan por la gestión activa para combatir la volatilidad

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
El 63,8% de los inversores españoles piensa que la volatilidad de los mercados erosiona su capacidad para alcanzar sus objetivos de ahorro y de jubilación, según la Encuesta a Inversores Particulares de Natixis IM. Esta preocupación de los inversores españoles está llevándolos a adoptar un enfoque de mayor cautela a la hora de invertir, aunque sin renunciar a sus expectativas de inversión. Todas estas conclusiones sugieren que los inversores parecen predispuestos a favorecer las estrategias de gestión activa, ya que consideran que estas son un refugio ante el reciente aumento de la volatilidad.

Inversión en alternativos, más allá de la renta variable y de la renta fija

En este entorno de mayor volatilidad en los mercados, los inversores españoles mantienen un enfoque más defensivo a la hora de estructurar sus carteras, pero no están dispuestos a renunciar a las rentabilidades. De hecho, esperan una rentabilidad media anual del 10,9% sobre la inflación. La encuesta también sugiere que los inversores españoles son conscientes de la importancia de las inversiones alternativas, ya que el 60% de ellos está dispuesto a considerar clases de activos más allá de las acciones y de la renta fija tradicional para alcanzar sus objetivos financieros, lo que consolida la tendencia detectada en la edición anterior de la encuesta.

Este estudio también revela que los inversores particulares españoles son conscientes de la necesidad de mirar más allá del ruido del mercado; así, una inmensa mayoría (85,8%) incidió en la importancia que tienen las rentabilidades a largo plazo por encima de los objetivos a corto plazo. Tres cuartas partes de los inversores señalan que a la hora de invertir, es importante batir al índice de referencia. Casi la misma proporción (81%) afirma que es importante aprovechar los movimientos del mercado a corto plazo. De acuerdo con los que respondieron a las tres últimas encuestas a inversores institucionales, compradores de fondos profesionales y asesores financieros, las inversiones activas son las que mejor permiten perseguir cada uno de estos objetivos de inversión.

Los inversores siguen prefiriendo la seguridad sobre el rendimiento

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El interés por las inversiones ESG sigue aumentando

A los inversores les mueve cada vez más el deseo de ejercer una influencia social positiva a través de las inversiones; así, el 73% está de acuerdo en que es una consideración importante. Tres de cada cinco (66,8%) señalaron que buscan activamente oportunidades de inversión que sean acordes con sus valores personales, mientras que un 55,6% de los encuestados españoles invierte con la finalidad de que las inversiones tengan un efecto social o medioambiental positivo.

La Encuesta también revela que la inversión ESG tiene un enorme margen de mejora en España, ya que sólo el 38% de los inversores españoles afirma contar con suficiente información para tomar decisiones de inversión socialmente responsables, lo que crea una brecha de casi 10 puntos porcentuales con respecto al resultado global (47,3%). No obstante, más del 62% de los inversores españoles e internacionales es consciente del mayor impacto de la inversión responsable en la sociedad.

Sophie del Campo, Directora General de Natixis IM para Iberia, Latinoamérica y EE. UU. offshore, ha comentado: “La volatilidad observada durante este año ha propiciado un enfoque más defensivo, en el que los inversores han ajustado sus carteras para prepararse ante la perspectiva de una serie de caídas en los mercados. Se enfrentan a diversas consideraciones, como la gestión del riesgo, las mayores expectativas de rentabilidad, así como el deseo de integrar los factores ESG en sus inversiones. Los inversores necesitan centrarse en el mejor camino para alcanzar sus objetivos de inversión. Aprovechar las mejores oportunidades y conciliar las expectativas de riesgo y rentabilidad, sin dejar de buscar fuentes de alfa, es un ejercicio que requiere una visión a largo plazo y un enfoque de inversión muy activo”.

De hecho, tal y como indica el Barómetro de Carteras Españolas presentado recientemente por Dynamic Solutions, un departamento de Natixis IM, la combinación de rentabilidades más bajas y de la volatilidad en los mercados está sacando a los inversores españoles de su zona de confort: están considerando cada vez más el uso de estrategias alternativas para proteger su capital y alcanzar sus objetivos financieros. Según este estudio, los inversores están buscando enfoques activos para ser flexibles y capaces de adaptarse a todos los entornos de mercado.

Diferencia entre lo que los inversores piensan que necesitan para obtener retornos y lo que los profesionales dicen que pueden esperar

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Los inversores podrían haber oído solo una parte del debate entre gestión activa y pasiva

Dos tercios (63%) de los inversores españoles aseguran conocer la diferencia entre la inversión activa y pasiva, pero las conclusiones sugieren que algunos podrían estar oyendo únicamente la parte del debate actual entre gestión activa y pasiva que se centra en las comisiones. La encuesta revela que el 70% de los inversores cree que los fondos indexados tienen menos riesgo que otros vehículos de inversión y siete de cada diez (74,3%) creen que pueden minimizar la pérdida de rentabilidades.

“Nuestro estudio revela que cuando los inversores ven una comisión más baja, suelen atribuir a las inversiones pasivas ventajas mucho más grandes de las que realmente pueden ofrecer”,ha explicado Dave Goodsell, Director Ejecutivo del Center for Investor Insight de Natixis. “Existe entre los inversores el mito de que los fondos indexados tienen menos riesgo que otras inversiones, pero no es así. Los fondos pasivos no gestionan el riesgo y los activos de los inversores están expuestos al mismo nivel de riesgo que presenta el conjunto de los mercados. Animamos a los inversores a que tomen conciencia de que con cualquier vehículo de inversión pueden disfrutar de las ganancias cuando los mercados suben, pero también pueden anotarse pérdidas cuando los mercados bajan”, ha añadido Goodsell.

Sin embargo, el deseo de que las inversiones casen mejor con las convicciones personales resulta difícil de racionalizar para los inversores que recurren exclusivamente a los fondos indexados tradicionales, ya que muchos índices con una amplia cobertura engloban cientos de empresas sin tener en cuenta su comportamiento o su ética. Casi la mitad de los inversores españoles afirma que los fondos indexados no contienen empresas que reflejen sus valores personales.

España se prepara para la jubilación

Este informe también analiza las expectativas de los inversores españoles en torno a la jubilación y concluye que la edad media a la que los españoles prevén retirarse es 67 años, que es la edad legal actual. Eso significa que los inversores españoles prevén trabajar más de tres años por encima de la media de sus homólogos globales. Además, el estudio subraya que los encuestados españoles están ahorrando de media un 10% de su renta anual para la jubilación, ya que un 77% de ellos piensa que los inversores particulares deben responsabilizarse cada vez más de garantizar su futuro financiero, en consonancia con las conclusiones del Índice Global de las Pensiones, publicado recientemente por Dynamic Solutions.

Share This