Las mujeres españolas mantienen el 70% de su ahorro en efectivo

mujeres españolas

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, BlackRock ha publicado su primera encuesta sobre el comportamiento inversor de las mujeres españolas, en comparación con algunos países de la Unión Europea. El estudio, BlackRock Investor Pulse, desglosa por secciones su actitud frente a la inversión, a la planificación de la jubilación y al ahorro. Se trata de un informe que elabora anualmente BlackRock con encuestas en España, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Suiza. En el caso de España, se ha encuestado a 510 mujeres.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca que las  mujeres españolas tienen más confianza en sus inversiones que en su futuro financiero, en contra de la tendencia general de las europeas, que muestran más optimismo respecto a su futuro financiero que confianza en que sus decisiones financieras a largo plazo sean correctas. Las españolas lideran el uso de asesoría financiera con respecto a sus vecinas europeas y priorizan el ahorro en sus finanzas, con una cartera en la que, en línea con el resto de Europa, predomina el efectivo. En relación a la jubilación, son las europeas que más importancia dan a asegurar su retiro, aunque su elevada confianza en las pensiones públicas les lleva a colocar el asesoramiento financiero para su jubilación fuera de sus prioridades.


Una de cada cuatro mujeres españolas recibe asesoramiento financiero, muy por encima de la media europea


España se sitúa entre los países con más confianza inversora de Europa. Con un 44%, frente al 41% de la media europea, las españolas ocupan el tercer puesto por detrás de Países Bajos (52%) y Alemania (45%), pero superando a países como Reino Unido (42%) o Francia (37%). Sin embargo, la percepción sobre su futuro financiero está por debajo de la media europea (34% frente al 43% de Europa) y de casi todos los países encuestados, excepto Bélgica (32%) y Francia (28%).

La economía del país, principal riesgo

El principal riesgo financiero percibido por las españolas es el estado de la economía del país (un 55%), muy por encima de la media europea (42%). Solo las mujeres españolas e italianas señalan este factor como principal riesgo financiero, mientras que para el resto de países el elevado coste de la vida encabeza la lista, a excepción de Suecia. A  continuación, las mujeres españolas señalan el elevado coste de la vida y la seguridad laboral (ambos con un 53%), como riesgos para su futuro financiero. Una posible subida de impuestos o cambios en las políticas fiscales (42%), las modificaciones de las pensiones públicas (38%), el estado de la economía global (36%) o quedarse sin fondos en la jubilación (30%) también se sitúan entre sus principales preocpaciones.
En todos los países el ahorro encabeza las prioridades financieras siendo España quien ofrece el porcentaje más elevado (50% frente al 47% de Alemania, Reino Unido o Suecia). Las españolas son las mujeres europeas que mayor peso dan a asegurar su jubilación y financiar la educación de sus hijos. España es también el país que más prioridad da al cuidado de sus mayores desde un punto de vista financiero (10%, el doble de la media europea). En la cola de las prioridades de las españolas (8%) y holandesas (3%) se sitúa el dejar una herencia frente a la tendencia general del resto de países, para los que su menor prioridad es proveer de apoyo financiero a parientes de mayor edad. Ahorrar para un depósito hipotecario (9%) o empezar o hacer crecer un negocio propio (11%) también se sitúan entre las últimas prioridades financieras para las mujeres españolas.

Mejor ahorro que inversión

La liquidez es el rasgo predominante en las inversiones de las españolas. Un 31%  afirma que el efectivo nunca pierde su valor, superando en seis puntos la media europea (25%). De hecho, la liquidez predomina en sus carteras (un 70%), aunque consideran que deberían reducir su peso. A mucha distancia, las españolas invierten por igual en renta variable y activos inmobiliarios (9%). Como particularidad, las españolas son, junto con las italianas, las europeas que más activos inmobiliarios tienen en cartera y presentan uno de los porcentajes más bajos de renta fija. Un 20% de españolas afirma no disponer de ahorros ni inversiones, en línea con la media europea (21%) pero inferior al de Alemania (26%). La mayor parte de las españolas optan solamente por los ahorros (un 46%) y el 34% tiene tanto ahorros como inversión.
BlackRock_InvestorPulse_EspañaLa inversión se percibe en España de forma negativa, mientras que el ahorro está valorado positivamente. Con relación a la inversión, un 54% de las españolas afirman tomársela seriamente, lo cual les sitúa en la media europea y superando en porcentaje a Holanda (40%), Bélgica (43%), Italia (50%) y Francia (52%). Por delante de España se sitúan Alemania (61%), Suecia (59%) y Reino Unido (57%) Las españolas son de las mujeres europeas que más cómodas se sienten tomando sus propias decisiones de inversión (un 40%), solo por detrás de Alemania (56%) y Suecia (41%). Las mujeres españolas superan en 5 puntos la media europea en cuanto al conocimiento que creen tener sobre inversión. Sin embargo, bajan puestos sobre la percepción del control sobre su futuro financiero (un 30%, y sólo Francia (23%) y Bélgica (23%) se sitúan por debajo.
Más de la mitad de las españolas (51%) asimila la inversión con los juegos de azar, ligeramente por debajo de la media europea (52%) y de países como Países Bajos (60%), Reino Unido (58%), Italia o Bélgica (52% en ambos casos). Las españolas y las italianas son de las europeas más proclives al riesgo para obtener rentabilidad, muy por encima de la media y tan solo por detrás de Suecia. Un bajo porcentaje de mujeres españolas (37%) asocia la inversión como algo exclusivo de la población rica. Esta creencia está más asentada en países como Bélgica (44%), Italia o Alemania (43% en ambos casos).

Líderes en el uso de asesoría financiera

España lidera junto con Italia el uso de asesoría financiera: un 25% de las mujeres afirmaron emplear actualmente este tipo de asesoramiento, superando en 6 puntos la media europea, en 10 puntos a Reino Unido y 9 puntos a Alemania. A pesar de ello, un 27% de las mujeres españolas encuestadas admiten que no revisa los productos en los que ahorra o invierte. El porcentaje, aunque relativamente elevado, se sitúa por debajo de la media europea y también por debajo de otros países como Francia, Reino Unido o Alemania.
El principal motivo por el que las españolas cambiaron el destino de sus ahorros o inversiones es la costumbre de realizar una revisión periódica (un 19%) a pesar de que, en la comparativa conjunta, son las europeas que menos realizan este tipo de revisión. El segundo motivo señalado fueron los comentarios de su familia, amigos o compañeros de trabajo (17%), un porcentaje inferior al de Alemania, Italia o Suecia. Con un 14%, España fue el segundo país europeo que más se dejó aconsejar por un asesor financiero para modificar sus inversiones solo por detrás de Italia y por delante de Alemania o Reino Unido. A pesar de que los porcentajes son bajos, las españolas son las europeas que declararon dejarse influir más por las redes sociales (8%), duplicando la media europea, y por algo que vieron o leyeron en un anuncio publicitario (un 7%).
La mayor parte de las españolas (47%) y de las europeas (42% de media) recurren principalmente a su banco para obtener información y tomar decisiones de ahorro e inversión a largo plazo salvo en el caso de Reino Unido y Holanda, que utilizan principalmente fuentes online y páginas web. El uso del banco como fuente de información financiera es especialmente acusado en Francia (56%) y Bélgica (52%) mientras que el porcentaje más bajo se registra en Reino Unido y Holanda (30% en ambos países).
Tras el banco, un 33% de las españolas recurren a su familia y amigos para tomar decisiones financieras, porcentaje inferior al de Alemania o Suecia; seguido por Internet (un 23%, nueve puntos por debajo de la media europea) y los asesores financieros independientes (23%).
Las mujeres españolas son, con mucha diferencia, las europeas que afirman entender más cuánto necesitan ahorrar para su jubilación (un 68% de las encuestadas frente a la media del 35% en Europa). Sin embargo, se sitúan a la cola europea en cuanto a la previsión de fondos para la jubilación, solo superadas por Italia: un 43% de las españolas afirma haber comenzado a ahorrar para la jubilación frente al 56% de las británicas o el 68% de las alemanas.
Son también las mujeres europeas que más confían en que la pensión pública será suficiente para hacer frente a sus necesidades de ingresos durante el retiro (un 22% del total frente a la media europea del 14%). Esta confianza les lleva a ser las más positivas de Europa a la hora de pensar en los niveles de ingresos que tendrán cuando se retiren y a no preocuparse demasiado por buscar asesoramiento financiero sobre un plan de jubilación. También consideran que son demasiado jóvenes para pensar en el retiro (un 22% de las encuestadas frente al 14% de la media europea) y son las menos concienciadas de Europa al comenzar pronto a pensar en la jubilación.

, , ,