Las Family Office, una  apuesta alternativa a la hora de invertir

A pesar de algunos nubarrones en el horizonte, el sector inmobiliario sigue tirando de la economía española. Para algunos analistas, sigue siendo el más atractivo a la hora de invertir. Las Family Office son actores destacados de este ámbito financiero, con significativas operaciones en el sector residencial, oficinas, hotelero, etc.

En palabras de Alejandro Martínez , CIO de EFE&ENE Multifamily Office, “parece existir una costumbre social de que todo es ladrillo a la hora de invertir, y las Family Office no son ajenas a esta tendencia: a una Family Office hay que convencerles de que existen alternativas al inmobiliario…, no al revés. El 60% del patrimonio de los españoles es inmobiliario y libre de cargas, algo inaudito que ha permitido sortear la crisis financiera sin conflictos sociales graves pese a tener un 26% de paro publicado”.

“El boom de las inversiones en el sector inmobiliario tiene un porqué; es una consecuencia natural de las políticas del BCE: si la renta fija está en burbuja y ya no se pueden obtener rentabilidades atractivas para la tesorería en el mercado financiero, los inversores van a buscarla a la economía real”, asegura Alejandro Martínez.

La inversiones inmobiliarias hay que entenderlas “como una alternativa más”, afirma el técnico de EFE&ENE. “De hecho, las rentabilidades por alquiler son cada vez más escasas y cuestan más a la hora de desarrollarse en este momento de mercado”.

Respecto a las informaciones relativas al frenazo en este sector, el experto dice: “la demanda ha corrido más que la oferta…, y ahora la oferta quedará un tiempo sin demanda, frenando el número de transacciones o incluso bajando los precios. No hay que olvidar- señala-,que toda inversión conlleva riesgo. Y la única manera de mitigarlo es agregar valor, comprar con un colchón de seguridad o ambos. Dicho lo cual, no es el tipo de activo al que acudir en busca de liquidez”.

Los grandes fondos parecen destacar, acaparando las grandes oportunidades en el sector inmobiliario. Alejandro Martínez apunta: “el tamaño es un factor a la hora de encontrar oportunidades. Para importes por debajo de los 3Mios o en segundas capitales, hay menos problemas. Para importes mayores, o si se prefiere no atacar las inversiones directamente, los fondos son una opción excelente en sus distintas formas: rehabilitación, alquiler, etc”.

Y a la hora de dar el paso la Familia Office para invertir, sea oficina, residencial, etc., el CIO de EFE & ENE reflexiona: “depende absolutamente del mercado del que hablemos y de sus dinámicas de oferta y demanda. Lo que ha de buscarse siempre es expansión (demográfica, reemplazo, empresarial) y falta de alternativas, cosa que ha caracterizado los tres últimos años, pero no el momento actual”.

En cuanto a que podría aportar la administración para facilitar las cosas, Alejandro Martínez lo tiene claro: “los costes de transacción son el principal lastre para el sector, especialmente para los particulares. Cada comunidad tiene los suyos, que llegan a suponer un 12% en el caso de Valencia”.

Desde EFE&ENE se hace una mención especial acerca de las Socimis, que viven una auténtica explosión: “son una mejora necesaria para dinamizar el mercado, favoreciendo los alquileres a cambio de una reducción en los costes de transacción. Como alternativa, tienen los mismos pros y contras que la renta fija: sensibilidad a los tipos, rentabilidades predecibles, negocio sencillo”, concluye.