Las comisiones por la compra de fondos en contratos sin asesoramiento podrán deducirse

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Los inversores de fondos de inversión que paguen comisiones por órdenes de compraventa y custodia de fondos sin que medie contrato de asesoramiento con la entidad financiera podrán deducirse en su factura fiscal, según adelanta elConfidencial. Es decir, rebajar la base imponible en la declaración de la renta. Así lo ha decidido la Subdirección General de Tributos, órgano de Hacienda, en su contestación a una pregunta de Caixabank.

Tributos ha terminado su análisis sobre estas comisiones, que empiezan a proliferar en banca —especialmente en el segmento de altos patrimonios—, y ya tiene lista una respuesta vinculante a una consulta realizada el año pasado por CaixaBank a partir de un modelo de contrato que tiene el banco, según fuentes del mercado que cita el medio online.

Cerca del 90% de los fondos se distribuye a través de la banca, según estimaciones de Inverco, y en la mayoría de los casos sin asesoramiento. El impacto de esta medida tendrá una gran influencia en el sector. Para algunos, es potencialmente revolucionaria.

Hasta la entrada de la regulación europea MiFID II en 2018, la estrategia más utilizada por la banca para rentabilizar este negocio era el cobro de las llamadas retrocesiones: una comisión sobre el importe suscrito por el cliente. En los últimos ejercicios, las retrocesiones han reportado ingresos anuales de entre 1.300 millones y 1.500 millones de euros. La nueva interpretación de Hacienda incentivaría a las entidades a reducir la dependencia de las retrocesiones y a aumentar las comisiones de custodia (que serían deducibles posteriormente por el cliente), especialmente en la distribución de fondos internacionales, que superan los 170.000 millones en activos bajo gestión.

 

Share This