Las 4 situaciones de empleados del sector financiero que no tienen que cumplir las directrices de formación de ESMA

UE parlamento

Parlamento Europeo

La CNMV ha comunicado a ESMA y al sector financiero su intención de adoptar las directrices que establecen criterios mínimos para la evaluación de los conocimientos y competencias del personal que presta los servicios de asesoramiento de inversión o que proporciona información sobre instrumentos financieros.

Cómo línea general, las directrices establecen que el nivel y la profundidad de conocimientos y competencias que se esperan de quienes prestan asesoramiento en materia de inversión será mayor que el de quienes solo proporcionan información sobre productos y servicios de inversión. Y también fija que las sociedades se asegurarán de que el personal que presta los servicios pertinentes posee los conocimientos y competencias necesarios para cumplir los requisitos legales y reglamentarios y las normas de conducta ética.

No obstante, hay situaciones de empleados del sector financiero que escapan a las obligaciones de formación que establecen las directrices.

Los cuatro ejemplos siguientes muestran situaciones en las que un empleado podría no estar dentro del ámbito de aplicación de las directrices:*

  1. Empleados que solo informen al cliente de dónde puede encontrar información
  2. Empleados que distribuyan folletos o prospectos a los clientes, sin proporcionarles información adicional en relación con su contenido ni servicios de inversión de seguimiento a tales clientes
  3. Empleados que solo entreguen información, como documentos de información clave para los inversores, sin proporcionarles ninguna información adicional en relación con su contenido ni prestarles servicios de inversión de seguimiento
  4. Empleados que realicen funciones de administración y no tengan contacto directo con los clientes

 

, , , ,