La IDD, “una oportunidad de oro para que el mediador de seguros entre en la distribución financiera”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Forinvest analizó la semana pasada en Valencia el Anteproyecto de Ley de Distribución de Seguros que traspone la Directiva IDD y su impacto en los sectores financiero y asegurador. En el foro, Iñaki Durán, presidente del CECAS, centro formativo acreditado por EFPA, afirmó que la futura Ley “es una oportunidad de oro para que los mediadores de seguros entren en la distribución de productos financieros”, aunque lamentó “haber desaprovechado el desprestigio de la banca en estos años”. No obstante, Durán manifestó su preocupación porque la ley “deje entrar a actores que no estén preparados”.

El foro constató que “las exigencias formativas de la nueva Ley de Distribución de Seguros, lejos de ser un problema, es una oportunidad para la mediación aseguradora, por cuanto supone una oportunidad para aumentar la profesionalidad y para marcar distancias y diferencias con otros canales”.

Carlos Palos, director de ventas y distribución de Zurich España; señaló que esta ley “es una gran oportunidad para el sector”, ya que la exigencia de información es más fácil para el mediador “por su cercanía al cliente”. Fernández argumentó que “el nivel va a subir con esta ley”, algo clave en una de las profesiones liberales “menos valoradas” por la identificación del mediador como vendedor, y no como asesor.

En este sentido, Cristina del Ama, directora general de Allianz, agregó que “se abre una oportunidad que no podemos dejar escapar, porque de lo contrario otros la aprovecharán”. Del Ama señaló que el sector está “muy profesionalizado”, por lo que “no hay que tener temor si las cosas se siguen haciendo bien”, mientras que Fernández apuntó a que la ley “se ha hecho en el momento preciso para hacer frente a otros competidores que no cuentan con la formación del canal de la mediación”.

La opinión discordante la puso Luis Sáez de Jáuregui, director del área de distribución y ventas de AXA, que censuró que la norma “no consigue” su objetivo principal, que es la defensa del consumidor debido a que no incluye ningún artículo que haga cambiar la mala praxis de la banca, además de criticar que se prohíban a los corredores determinadas prácticas que sí se permiten a los operadores de bancaseguros vinculados.

Los intervinientes coincidieron en criticar aspectos de la ley como la preponderancia del papel en las comunicaciones con el consumidor, y advirtieron de la desinformación a la que puede llevar el previsible exceso de información.

 

, ,

Share This