JP Morgan apuesta por la renta variable en un entorno de creciente volatilidad

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Si bien las rentabilidades ofrecidas por los mercados en el primer semestre del año no han sido las esperadas por distintas causas (apreciación del dólar, la guerra comercial, tensiones geopolíticas), desde JP Morgan Asset Management siguen pensando que no hay que tirar la toalla, y que, bajo un prisma de máxima cautela, todavía hay que seguir apostando por la renta variable aunque acostumbrándose a la volatilidad. Y es que, mientras EEUU sigue en plena oleada de crecimiento, que le puede llevar a un repunte de hasta el 3,6% en este trimestre, otras regiones como Europa o las economías emergentes permanecen más estancadas, algo lógico si se tiene en cuenta el buen comportamiento que experimentaron en el tramo final del ejercicio anterior.  Estas han sido algunas de las principales conclusiones de los expertos de JP Morgan Asset Management durante la exposición de la última ‘Guide to the Markets’.

En este entorno, el segundo trimestre se ha comportado mejor que el primero, invitando a un cierto optimismo aunque con la cautela de la coyuntura global actual (apreciación del dólar, guerra comercial, tensiones geopolíticas). Países como México, Corea o Canadá son extremadamente sensibles por su exposición a las exportaciones, junto con la eterna duda que representa China, por lo que evolucionarán en los próximos meses pendientes de las medidas que pueda tomar el Ejecutivo de Trump en temas arancelarios.

Europa y los mercados emergentes son los que peor parecen estar comportándose por el momento. En el Viejo Continente, después del último trimestre del año cuyo crecimiento fue muy fuerte, ahora, según indican desde JP Morgan, “se está ajustando”. También ha pesado la incertidumbre política (casos de Italia o Alemania). Sin embargo, hay signos de mejora, por ejemplo, en la creación de empleo en el mercado laboral.  Con respecto a los mercados emergentes, aunque comenzaron muy bien el año, su entorno se ha vuelto más complicado, a medida que se ha apreciado el dólar, castigando el mercado en especial a los países con un fuerte endeudamiento.

Los expertos de JP Morgan siguen creyendo que, a pesar de todo, estamos en un escenario bueno para la renta variable, siendo EEUU el mercado que más les gusta, con resultados muy sólidos por parte de las empresas y con un riesgo muy bajo de posible entrada en recesión. El sector tecnológico, al  igual que el financiero, también son seguidos con atención, siendo partidarios de los segmentos cíclicos antes que los defensivos.

Share This