Iván Martín (Magallanes): “La Bolsa es el único activo que genera rentabilidad en el largo plazo”

Con más de 2.000 millones de euros bajo gestión y un universo del entorno de los 19.000 inversores, Magallanes Value Investment se ha consolidado como una gestora de peso en el panorama financiero, bajo una filosofía basada en el largo plazo (estrategias value) en horizontes temporales del entorno de 5 a 7 años. En palabras de Iván Martín, cofundador y director de inversiones de la firma, durante el encuentro anual con clientes de la firma, “hay que ser pacientes para ganar dinero, si pretendemos obtener rentabilidad de un día para otro, jugar en Bolsa se convierte entonces en lo más parecido a un casino”.

Durante el rally del primer trimestre del año, los tres fondos estrella de Magallanes cosecharon muy buenos resultados, con rentabilidades en el año del 7,50% para el Iberian, del 13,74% para el European y del 7,26% para el Microcaps. “Nuestra forma de trabajo es basarnos en la perseverancia. Sabemos que la Bolsa es el único activo que genera rentabilidad en el largo plazo, protegiendo además el capital”, ha afirmado Martín. En su opinión, en 5 años las posibilidades de ganar dinero en renta variable son del 90%, pero es que a 7 años la probabilidad es del 100%, incluso habiendo invertido en la parte más elevada del ciclo.

Comprar barato

“Ahora estamos en una gran disparidad de precios, similar a la anterior burbuja tecnológica”, ha señalado, tras reconocer que la actual situación de tipos cercanos a cero y una baja inflación “lleva a los inversores a una obligación casi moral de hacer correr el dinero, con independencia de qué activo o estrategia se elija”. En el caso de Magallanes, la filosofía es clara: apostar por compañías value a largo plazo, intentando alejarse de cualquiera growth, principalmente relacionada con el sector tecnológico.

En palabras de Martín, “comprar barato, por debajo de lo que valen las cosas, es siempre una decisión inteligente, si sabes esperar”. Por eso, en esta gestora se pide a los clientes esperar durante un plazo temporal largo para obtener plusvalías. “La rentabilidad no es lineal, hay que mantenerse en los momentos bajistas y no dejarse llevar por los efectos del miedo. Está más que demostrado que dejando transcurrir el tiempo suficiente es prácticamente imposible que el inversor no gane”, ha sentenciado.