inbestMe lanza la primera cartera automatizada de Inversión Socialmente Responsable

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
inbestMe, tras convertirse en el primer robo-advisor en ofrecer un servicio de Gestor Financiero Personal a través de inbestMe Plus, acaba de anunciar el lanzamiento de la primera cartera de Inversión Socialmente Responsable (ISR) compuesta íntegramente por ETFs: inbestMe Advanced ISR. Se convierte así en el primer robo-advisor nacional que comercializa carteras automatizadas de inversión de estas características.

La ISR es un modelo de inversión basado en criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno, que está creciendo rápidamente en todo el mundo y al que se puede acceder fácilmente a través de ETFs (fondos indexados cotizados altamente eficientes). La oferta de ETFs con criterios ISR aumenta exponencialmente año tras año, tanto en número como en variedad. La ventaja principal de una cartera de inversión ISR respecto a invertir en un único fondo que cumpla dichos criterios es que permite adaptar este estilo a las necesidades y al perfil financiero de cada inversor. Por lo tanto, la ‘fintech’ catalana da un paso más en la personalización extrema que ofrece a través de su plan inbestMe Advanced, único de sus características en el mercado de los robo-advisors.

Para diseñar estas nuevas carteras temáticas socialmente responsables, el comité de inversión de la compañía selecciona hasta 11 ETFs para cada uno de sus 10 perfiles establecidos con un alto nivel de exposición a ISR, que replican índices que cumplen ampliamente sus condiciones. Al invertir en un sólo fondo ISR se concentra toda la inversión, mientras que a través de una cartera diversificada ISR como la que acaba de lanzar inbestMe se consigue una distribución de activos adaptada y optimizada para el binomio rentabilidad/riesgo de cada inversor.

Además, las carteras inbestMe están totalmente delegadas en la compañía, liberando al cliente de la gestión. Aunque el inversor que se decide por la ISR antepone sus valores éticos y sociales a la rentabilidad, este modelo no está reñido con ella. De hecho, las carteras inbestMe vinculadas a ISR pueden llegar a superar la rentabilidad de otros planes hasta un 2% con menor volatilidad, según el backtest realizado desde julio de 2016. Además de cumplir los requisitos de personalización, diversificación, rentabilidad y optimización fiscal del resto de planes como Basic o Dynamic; inbestMe Advanced ISR se beneficia de una reducción de las comisiones.

“Fuimos el primer robo-advisor en permitir una muy alta personalización, ofrecer un gestor personal a través de inbestMe Plus y mostrar las carteras en tiempo real. Ahora, con inbestMe Advanced ISR avanzamos en la personalización, teniendo en cuenta los valores que demandan nuestros clientes, y a la vez, democratizamos nuestro servicio Advanced, bajando de 50.000 a 15.000 euros el importe mínimo”, afirma el CEO de la compañía, Jordi Mercader. inbestMe Advanced ISR es la primera de una serie de carteras temáticas que la compañía prevé lanzar durante el último trimestre del año con el objetivo de personalizar al máximo su modelo de inversión inteligente, ‘smart investment’.

ETFs: bajos costes, alta flexibilidad, transparencia, rentabilidad y liquidez

inbestMe está registrada como Agencia de Valores autorizada por la CNMV (nº 272) desde el 24 de febrero de 2017 y opera como gestor automatizado de carteras de inversión basadas exclusivamente en ETFs o fondos indexados cotizados, los más eficientes del mercado. Se trata de un revolucionario modelo de Inversión Inteligente pionero en España, altamente eficiente, que maximiza la diversificación y personalización, y que opera con total transparencia e independencia.

Las carteras inbestMe están altamente diversificadas, constituidas por entre 10 y 12 fondos indexados cotizados o ETFs, con visión mundial y sin límites geográficos. Con una óptima combinación de estos activos se construyen carteras altamente eficientes con un elevado ratio rentabilidad/riesgo, por las siguientes razones: 1) costes, que se sitúan en un promedio del 0.22%, muy inferiores a los fondos gestionados, 2) flexibilidad y disponibilidad, basada en una amplia oferta, que permiten invertir en cualquier región o clase de activo; 3) transparencia, pues se puede saber en todo momento dónde se está invirtiendo; 4) liquidez, ya que se pueden comprar y vender en los mercados donde cotizan; y 5) rentabilidad, pues con un ETF se garantiza más del 99,75% de la rentabilidad del índice.

La inversión a través de ETFs está creciendo a un ritmo anual del 20%, gestionando actualmente casi 4.6 billones de dólares en todo el mundo, de los cuales más de 600.000 millones en Europa. Su principal ventaja es que permite escoger cualquier clase de activo entre más de 1.500 diferentes opciones en Europa y casi 5.000 en el mundo, lo que permite construir carteras muy eficientes y diversificadas, afinando la rentabilidad y volatilidad esperada para ajustarse a cualquier objetivo y perfil inversor.

Sin comisiones ocultas y total transparencia en los costes
El sector Fintech está ganando clientes en Europa y España de forma masiva debido a la creciente demanda de transparencia e independencia por parte de los usuarios y frente a las bajas rentabilidades de los productos bancarios. En este contexto, inbestMe se consolida como una alternativa a la inversión tradicional. A partir de una inversión mínima de 3.000 euros, los bajos costes de inbestMe (hasta un 75% inferiores a los servicios tradicionales) y su alta diversificación están orientados a que el cliente pueda conseguir sus objetivos financieros, maximizando su rentabilidad y minimizando el riesgo.

La gestión de las carteras está totalmente delegada en inbestMe, que monitoriza su evolución periódicamente y las reajusta para mantener la óptima distribución de activos tras los movimientos del mercado, la reinversión de dividendos y aportaciones periódicas (opcionales). Están diseñadas como un traje a medida en base a 11 perfiles de riesgo y diferentes planes de servicios. La automatización de la gestión implica una importante reducción de costes que se traduce en una mejor rentabilidad para el cliente. Pero inbestMe es mucho más que un robo-advisor, ya que ofrece una variada gama de servicios que admiten la combinación de una gestión indexada y dinámica y cuenta con un comité inversor formado por profesionales de amplia experiencia en gestión de carteras. Además, opera con total transparencia y sin comisiones ocultas ya que, al no comercializar productos propios ni estar vinculado a proveedores únicos, no cobra comisiones de terceras partes y la selección de activos se ejecuta con total independencia, a través de planes “todo incluido”.

“Nuestra misión es acercar a inversores y ahorradores las mejores estrategias de inversión para ayudarles a conseguir sus objetivos financieros, maximizando su rentabilidad y minimizando el riesgo. A través de una plataforma sencilla, fácil de usar y segura, el cliente, aún sin ser un experto en el ámbito financiero, cuenta no sólo con las ventajas que aporta la automatización sino además con la supervisión profesional de un equipo con amplia experiencia que procura por sus intereses y le liberan de la gestión y la toma de decisiones, que requieren un conocimiento específico. Y todo ello, con la voluntad y el compromiso de fomentar la cultura financiera”, afirma Mercader.

Planes de carteras diversificadas a medida de cada inversor

La personalización de las recomendaciones de inbestMe posibilita que cada cliente obtenga el mejor plan ajustado a su estilo inversor y objetivo vital, ya sea disponer de una cuenta de seguridad en caso de imprevistos que puedan afectar a su economía, planificar una compra importante, empezar cuanto antes a constituir el ahorro para la jubilación o, simplemente, acumular patrimonio al ritmo deseado. Para ello, ha creado una variada gama de servicios que permite abrir cuentas individuales, conjuntas y de empresa asociadas a tres servicios básicos: inbestMe Basic, inbestMe Dynamic y inbestMe Advanced, a partir de una aportación mínima de 3.000.

inbestMe nació de una necesidad personal de su CEO, Jordi Mercader, quien hace años se encontró con la falta de opciones óptimas de los servicios tradicionales cuando quería conseguir una gestión rentable y eficiente para su patrimonio financiero y posteriormente el de sus hijos. “Creemos que no hay mejor garantía para nuestros clientes que saber que nos ponemos en su piel, seleccionando para su cartera los activos y estrategias que aplicamos a nuestras carteras personales, las de nuestros familiares y amigos, y todo ello con total independencia y transparencia”, concluye Jordi Mercader.

Share This