Gonzalo Azcoitia: “El asesor debe remarcar que en los fondos de Jupiter se debe invertir con un horizonte entre 3 y 5 años”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El director general en España de Jupiter AM, Gonzalo Azcoitia, ha concedido una entrevista a elAsesorFinanciero.com, en la que explica las señas de identidad de su entidad; sus opciones de inversión en un entorno tan complicado como el actual, y todo lo que debería saber un asesor financiero que quiera comercializar sus fondos.

  • ¿Qué es lo que distingue a Jupiter AM y le hace diferente de otras gestoras? ¿Cuáles son sus señas de identidad?

La seña de identidad de Jupiter es que es una casa que no tiene “visión de la casa”, es decir, es una casa donde cada gestor tiene su visión, que no sólo se acepta, sino que se fomenta. De tal manera, nuestro inversor, que es profesional, tiene visiones puras de lo que piensa cada uno de nuestros gestores. La segunda característica es que no hay un comité de inversión del que emane un consenso o una lista de inversiones. Realmente, somos una casa caracterizada por la libertad de inversión de los gestores. Las palabras que podrían caracterizar a Jupiter son alta convicción.

  • ¿Qué debería saber un asesor financiero acerca de este estilo de inversión que tiene Jupiter?

Debería saber que esa alta convicción no se plasma en mayor riesgo sino, generalmente, en todo lo contrario. Se plasma en carteras de renta variable muy concentradas en pocos títulos, en torno a entre 35 y 50 según la estrategia, y con muy poca rotación. Realmente, es una inversión a largo plazo y, buscando las mejores apuestas, sin tener en cuenta el índice como referencia. De hecho, muchos de nuestros fondos no tienen ni siquiera benchmark. En las carteras de renta fija, convertibles o multiactivos, se trata de carteras muy diversificadas, pero la alta convicción se traslada a posicionamientos en las carteras que pueden ser muy distintos a lo que piensa el mercado.

  • Cuando un asesor financiero quiere comercializar un fondo de Jupiter, ¿qué es lo que debería remarcarle a su cliente?

Lo que debería remarcar es que son fondos en los que el cliente debería estar invertido entre tres y cinco años mínimo, porque nuestro estilo de inversión busca batir a los índices (y, no pocas veces, lo logra ampliamente) en periodos largos. Lo que no se puede hacer es estar permanentemente mirando el índice y, a la vez, intentar batirlo por mucho. Cada gestor construye la cartera que cree que es mejor para los próximos tres a cinco años, hará algunos cambios aunque no demasiados, y lo que debe saber el cliente es que habrá periodos cortos en nuestros fondos (3 meses, 6 meses o un año) cuando nuestro fondo lo va a hacer claramente diferente del resto del mercado y de los índices. Si el cliente está siempre comparando va a haber momentos en los que estará muy contento y otros en los que no. Si el cliente espera entre tres y cinco años verá que hay varios fondos de Jupiter que baten al índice. Es fundamental que el cliente entienda que en este tipo de fondos hay que quedarse al menos de 3 a 5 años.

  • ¿Cuáles son los fondos de Jupiter que están atrayendo más el interés de los asesores españoles?

Hasta ahora, el Jupiter Dinamic Bond, que es un fondo flexible de renta fija global en el que el gestor busca posicionarse en las mejores alternativas siempre con la rentabilidad-riesgo como objetivo; es decir, el gestor nunca va a entrar cuando las cosas están muy caras y siempre va a entrar cuando están baratas, lo cual no quiere decir que acierte exactamente en el momento de hacerlo pero es lo que va a buscar. También el Jupiter European Growth que es un fondo de renta variable europea que consigue un resultado muy superior al índice en los últimos años. Y luego está el Jupiter Convertibles, que es un fondo que también hemos vendido bastante. Últimamente está atrayendo interés el Global Absolute Return, que es un fondo de retorno absoluto que lo está haciendo muy bien y que en los meses malos, por ejemplo en octubre  o diciembre del año pasado, tuvo un comportamiento muy favorable .

  • ¿Cuál es el perfil del asesor financiero a través del cual a ustedes les interesaría comercializar en España?

Lo que nosotros buscamos son asesores financieros que estén alineados con nuestro estilo de inversión, que sean técnicamente buenos para entender que nuestros productos son a medio y largo plazo, y que les apetezca educar a los clientes españoles a invertir en el medio y largo plazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

“Buscamos asesores financieros alineados con nuestro estilo de inversión, que les apetezca educar a los clientes españoles a invertir en el medio y largo plazo”

 

  • Con MiFID II el asesoramiento independiente deja de recibir comisiones, ¿cree que el cliente español está preparado para pagar honorarios por recibir un asesoramiento financiero?

Buena pregunta. Probablemente, al cliente español le molesta porque no ve valor. Desde mi punto de vista, hay una parte en la que puede tener razón el cliente español al no ver valor, porque hay fondos que no han dado un resultado maravilloso. No obstante, con asesores financieros realmente buenos, que demuestren que ofrecen productos que a medio y largo plazo dan mucho valor sobre el índice, en ese caso el cliente español irá viendo ese valor y lo pagará. Pero hay que demostrarle al cliente que ese asesoramiento realmente le añade algo, porque si no, al cliente español le cuesta. Es un proceso en el que, entre todos, tenemos que ayudar.

  • ¿Esto puede cambiar cuando los clientes empiecen a recibir la carta en la que se explicite la comisión recibida por la entidad?

Repito, esto es un tema de educar al cliente. Es decir, estás pagando por algo que antes recibías de otra manera. Aquí lo interesante es que el cliente estará encantado de pagarlo cuando vea el valor y cuando no lo vea, el cliente buscará otro sitio donde sí le ofrezcan ese valor. Creo que es un cambio que ha venido para quedarse y que, entre todos lo vamos a hacer posible. Al principio, no será fácil ya que todos los cambios requieren una adaptación.

  • Ha hablado de educación financiera, ustedes que son una gestora internacional, ¿cómo valora la educación financiera que tienen los españoles?

Desde mi punto de vista es bastante baja. Tengo una frase que me dijo mi primer jefe hace muchos años que me gusta utilizarla y que dice que “el cliente español quiere una merluza grande que pese poco”. El cliente español quiere rentabilidad, que nunca baje el fondo y que no baje ningún día, ninguna semana ni ningún mes. Entre toda la industria deberíamos cambiar esa percepción y los asesores financieros, para mí, son una punta de lanza muy buena porque son independientes y porque en muchas ocasiones tienen un elevado conocimiento y experiencia en banca o gestoras durante muchos años. Los asesores pueden ayudar a educar al cliente en las inversiones a medio y largo plazo y, sobre todo, hoy en día, en un entorno de tipos de interés bajos que está para quedarse, y de poca inflación, la única manera de lograr rentabilidad a largo plazo es incorporando dos elementos en la cartera, que son plazos (quedarse tiempo) y aceptación de la volatilidad.

El inversor tiene que aprender a tolerar la volatilidad y a esperar rentabilidades a tres o cinco años. A medida que lo vaya haciendo, ahí fuera hay fondos de Jupiter y de otras casas que lo hacen realmente bien y baten ampliamente a los índices, pero no hay manera de hacerlo si entras y sales continuamente, que es lo que hacen muchos clientes, que venden cuando el fondo va mal, y entran cuando ya va muy bien, con lo que van siempre con el pie cambiado. Tengo mucha fe en los asesores financieros independientes para este proceso de educación para conseguir que el cliente tenga una mejor experiencia de inversión, sobre todo desde el punto de vista emocional.

  • Últimamente se habla mucho de fintech y de roboadvisors, ¿qué recorrido ve usted en este tipo de distribución financiera?

Creo que van a tener un sitio sin ninguna duda. No sé cuánto desde el punto de vista de cuota de mercado sinceramente, no soy un adivino, pero estoy convencido de que van a tener su lugar. Por un lado, está la gente joven, los famosos millennials que están habituados a entrar por ese tipo de canal para todo y, por otra parte, tiene un componente muy interesante, que es que anula la emocionalidad del cliente, porque generalmente los algoritmos que están detrás lo que hacen es reequilibrar las carteras (venderlo alto, comprar más lo barato) e invertir desde unos criterios muy racionales, porque es la máquina la que lo está haciendo por ti. Con ello, no te pones nervioso: Ni demasiado ambicioso ni demasiado asustado.

Poco a poco, esos canales van a estar ahí, creo que van a ser positivos y no excluyo que haya clientes que utilicen las dos vías, que tengan una parte en roboadvisor o en fintech para tener un estilo determinado, y luego el tradicional con un asesor de carne y hueso.

  • El año pasado se vivió un fortísima caída en los mercados, si a ellos sumamos un prolongado periodo de bajos tipos de interés, gran volatilidad y creciente riesgo político, ¿qué estrategias de inversión se pueden montar en este escenario tan complicado para obtener un mínimo de rentabilidad para el cliente?

Las conversaciones que estamos teniendo con los clientes para saber qué necesidades tienen, se articulan en torno a tres grandes áreas: Renta fija flexible, que te permite buscar oportunidades de inversión diferentes en distintos puntos; por ejemplo, nuestro gestor hace tiempo que identificó los bonos largos del gobierno americano y del gobierno australiano, que nos han dado muy buenos resultados; el fondo de retorno absoluto, que es un long short de renta variable con otros activos, más que nada como elementos de cobertura y que lo está haciendo muy bien en los meses malos. Por ejemplo, el año pasado entre octubre y diciembre subió un 3%. Se trata de un fondo que puede servir para una parte de tu cartera como elemento de protección y de diversificación. Y, en tercer lugar, cuando hay recortes fuertes en los mercados, algunos de nuestros fondos de renta variable, como el Jupiter European Growth o el Global Value, siempre con una perspectiva de medio y largo plazo, aprovechando los recortes para entrar en esos fondos lo normal es que obtengan rentabilidades muy interesantes siempre esperando entre tres y cinco años.

Estamos en un entorno en el que hay tres grandes fuerzas que caracterizan a la economía: Exceso de endeudamiento mundial (que es mayor al de 2008, aunque Europa está mejor en esa parte, pero otras partes del mundo no); la demografía, que es bastante catastrófica en todas partes con excepciones como India o Nigeria, pero en Occidente se jubilan todos los días unas 10.000 personas aproximadamente, lo que hace que el consumo de esa gente baje mucho y afecta a la economía. Y el tercero es la tecnología, que es deflacionista `per sé´, ya que estamos pidiendo siempre soluciones tecnológicas que abaraten nuestra vida.

Con esas tres fuerzas, estamos en un mundo muy distinto al de otras épocas, un mundo de crecimiento relativamente bajo, de inflación baja y, por lo tanto, de tipos bajos. Entonces, estrategias como las que he comentado, generalmente a medio y largo plazo, lo están haciendo muy bien. Además, hemos lanzado recientemente una estrategia que se llama Flexible Income que poco a poco, en los meses en los que lleva rodando, está buscando las mejores oportunidades dentro de ese panorama macro que es el que nos toca.

Share This