Gestión de carteras, la apuesta de las sociedades de valores que irá a más con MiFID II

adaptarse a MiFID II

Casi todos los analistas coinciden en que una de las tendencias claras que provocará MiFID II es un aumento de las cuentas de gestión de carteras; pero no se trata de una migración general del negocio, sino de una opción ‘reservada’ a los patrimonios más altos. Las sociedades de valores parece que ya se han embarcado en esta apuesta en 2017. Y lo han hecho en la doble dirección apuntada: aumentando el volumen de negocio, pero reduciendo el número de clientes en gestión de carteras. Así se desprende los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores relativos a 2017.

De diciembre de 2016 al final de 2017 el patrimonio gestionado por las sociedades de valores en gestión de carteras ha pasado de 5.534,05 millones de euros a 33.958,04 millones, nada menos que un incremento del 513,62%. Paralelamente a las cifras disparadas de patrimonio gestionado, el número de cuentas se ha reducido un 34,37%, pasando de 5.743 a 3.769, lo que confirma la tendencia a concentrar este modelo de negocio en los clientes con elevados patrimonios.

En cambio, la tendencia no ha calado en igual medida entre las agencias de valores que, en su conjunto, crecen sobre todo en número de cuentas. De hecho, suman más del doble de cuentas que las sociedades de valores, experimentando un incremento del 35,61%, pero su volumen de patrimonio gestionado en gestión de carteras supone menos del 10% del que acumulan las sociedades de valores, siendo de 2.949,74 millones y aumentando un 15,35%.