España es el país donde más se valora el asesor financiero independiente como canal de contratación

Por Miguel Ángel Valero

El asesor financiero figura en segundo lugar como fuente de información sobre productos financieros y de seguros, por detrás de familiares y amigos, según el Estudio Mundial sobre los Consumidores 2019-2020 Más allá de la vida. La experiencia de vivir, realizado por ReMark, la insurtech del Grupo Scor.

La Generación Z (que tiene ahora entre 18 y 22 años) es la más propensa a recurrir a familiares y amigos (52,5%) y menos a los medios de comunicación (2,8%) y comparadores (4,1%). Tiene también el porcentaje más bajo de recurso a asesores financieros (17,9%), aunque es la segunda fuente de información.

Ni el teléfono ni Internet logran cuotas de mercado relevantes pesar del tiempo que llevan ya en el mercado

La Generación del baby-boom (55-73 años) es la que más utiliza al asesor financiero como fuente de información (26,5%), muy cerca de familiares y amigos (31,7%). Le siguen los mayores de 74 años, denominada Generación silenciosa, con el 23,7%, que es la que menos recurre a familiares y amigos (25%) y la que más usa comparadores (16,2%). Y la Generación X (entre 39 y 54 años), con el 22% de apelación a asesores financieros. 

Llama la atención el escaso peso de las redes sociales como fuente de información para inversiones financieras.

A la hora de contratar un producto financiero, el canal preferido es el asesor financiero independiente. Éste lidera la clasificación en 12 de los 16 países analizados. Francia (el 32,8% prefiere el contacto personal con la entidad), Japón (30,1%), Malasia (el 31% prefiere un asesor financiero, pero no independiente, sino asociado a la entidad) y Corea del Sur (25,9%).

Muy por encima de la media mundial

El país donde más se valora al asesor financiero independiente como canal de contratación de productos financieros y de inversión es España, con el 47%, muy por encima de la media mundial del estudio de ReMark, 33,2%.

Le sigue, a mucha distancia, el asesor financiero asociado a una entidad y, por tanto, no independiente, con el 18,1%. En tercera posición aparece la interacción en persona con la entidad, con el 13,5%. Los comparadores logran la cuarta posición como canal de contratación, con el 10,3%. Internet queda en quinta posición, con l 5,2%. El teléfono figura con el 4,4%. Y cierran la lista las redes sociales, con el 1,6%.

España se separa de la media mundial en interacción personal con la entidad (13,5% frente a 24,4%), Internet (5,2% frente a 8,2%). En cambio, se sitúa en línea con ella, según el estudio de ReMark, en asesor financiero no independiente (la media mundial está en el 18,8%, y España, en el 18,1%), comparadores (10% mundial, 10,3% España) y redes sociales (1,5% en el mundo, 1,6% en España).

De nuevo llama la atención la prácticamente nula penetración de las redes sociales como canal de contratación de productos y servicios financieros. Y que, a pesar del tiempo transcurrido, ni el teléfono, ni Internet logran cuotas de mercado relevantes, inferiores en los dos casos a los dos dígitos, que apenas alcanzan los comparadores.