El proceso de venta de Caser revaloriza su red de asesores financieros

Por Miguel Ángel Valero

La venta de Caser, convertida en un auténtico culebrón desde que Mapfre enviara una carta a su consejo de administración comunicando su interés en adquirir una participación mayoritaria, que se hizo pública el 25 de febrero y que nunca recibió contestación, llega a su fase decisiva. La ‘due diligence’ (proceso en el que el candidato a comprar trata de encontrar posibles pasivos ocultos en el negocio, revisar contingencias, identificar sinergias, antes de hacer una oferta vinculante) supone, a priori, el cerrojazo a nuevas propuestas.

El futuro de una aseguradora muy vinculada a las antiguas cajas de ahorros y con 75 años de historia queda, por tanto, en manos de cuatro aseguradoras: la suiza Helvetia, la holandesa Nationale-Nederlanden, la belga Ageas, y la española Santalucía. Las ofertas no vinculantes recibidas hasta ahora por Caser valoran la aseguradora en unos 1.000 millones de euros. Como lo que se vende es el 60%, el comprador deberá poner encima de la mesa 600 millones.

La francesa Cóvea, que tiene el 20% de Caser, renuncia de momento a ejercer su derecho preferente de compra de las participaciones que se han puesto a la venta. Se han quedado fuera los fondos de capital riesgo Cinven y Anacap. 

Uno de los efectos del largo proceso de venta de Caser es la revalorización de su filial Asesores Financieros, creada el 16 de abril de 2018, apoyándose en la aseguradora y en la agencia de valores Caser Valores e Inversiones

Caser Asesores Financieros es un modelo de negocio diseñado a medida para asesores financieros que nace con el objetivo de atraer a los mejores profesionales en un proyecto de banca privada con arquitectura 100% abierta y un equipo muy brillante, apuesta personal de Juanjo Cotorruelo y que trajo a muy buenos profesionales del sector de banca privada y que capitanea en Madrid su directora Helena Calaforra, y que en la actualidad cuenta con más de 15 agentes.

Caser tiene una ratio de solvencia que supera el 180% sobre el mínimo legalmente exigido y cuenta con una experiencia de 75 años “haciendo productos de Vida Ahorro y Pensiones”. Además de Caser, que cuenta con 2,5 millones de clientes, también cuenta con el respaldo de Inversis Banco para servicios y Finametrix para la parte tecnológica.

Apuesta por el agente financiero

El objetivo de Caser Asesores Financieros es “proporcionar una planificación global, que contempla tanto seguros como productos financieros”, una orientación que “nos dirige a un perfil de agente financiero que ve que, con nosotros, puede ofrecer más a sus clientes”, insiste Calaforra.

“La clave del crecimiento y desarrollo de Caser siempre ha estado en la evolución y adaptación teniendo en cuenta las necesidades del entorno. Esta vez vamos más allá del sector seguros para ofrecer un servicio global e integral de asesoramiento ante las necesidades actuales que hay en el mercado. Se trata de ofrecer una planificación patrimonial que integre productos financieros y pensiones, así como seguros de vida ahorro y de riesgo” explica Juan José Cotorruelo, director de Caser Vida y Pensiones.

Esa apuesta por el agente financiero, que “realmente sí le aporta mucho valor y mucha tranquilidad al cliente, que sabe que la relación es a largo plazo y que esa persona vela por sus intereses”, es precisamente una de las claves de la revalorización de Caser Asesores Financieros.

El plan estratégico de Caser Asesores Financieros es celebrar el quinto aniversario con una red de al menos 100 profesionales y superar los 1.500 millones de euros en activos

Dentro del creciente interés de las aseguradoras por incrementar su presencia en Gestión de Activos y Banca Privada, el asesor financiero es una figura clave. Y Caser ha seleccionado “perfiles muy profesionales, gente que tiene la formación que se exige en la actualidad, la experiencia necesaria y que se dedican sobre todo a clientes de Banca Personal o de Banca Privada”. Son “asesores financieros muy cualificados, que vienen principalmente del mundo financiero y que están trabajando actualmente por cuenta ajena como banqueros privados en una entidad financiera o que ya son agentes financieros de alguna otra entidad”, remarca Helena Calaforra.

Profesionales muy buscados por el sector asegurador pero también por la banca, por las gestoras de activos y por las de patrimonios. 

Encaje con la estrategia de otras aseguradoras

Las aseguradoras llevan toda la vida trabajando con agentes y otros mediadores. Y muchas de ellas, además, están creando desde hace tiempo redes específicas de agentes y asesores financieros. Entre ellas, dos de los candidatos a comprar Caser: Nationale-Nederlanden y Santalucía. En la estrategia de ambas compañías, Caser Asesores Financieros tiene fácil encaje.

Nationale-Nederlanden cuenta con una red de unos 2.000 agentes y asesores financieros, que permiten a una compañía con pocas oficinas tener una presencia prácticamente nacional. Esa red es estratégica para los planes en el mercado español del grupo holandés.

En el caso de Santalucía, Caser Asesores Financieros es muy complementario a su gestora de activos, pieza clave en la estrategia de captación del ahorro de la compañía de seguros. El objetivo de Santalucía AM es alcanzar los 8.000 millones de euros de patrimonio gestionado entre fondos de inversión y de pensiones (ahora cuenta con 5.000 millones), a través de una plataforma 100% digital en la que “convertirse en cliente es tan fácil como comprarse una entrada para el cine”, señala Eustaquio Arrimadas, director Comercial y de Marketing. Y a través de los acuerdos de bancaseguros y de una división especializada en clientes institucionales.

Pero también en la red de agentes y asesores financieros: Santalucía Vida y Pensiones ya cuenta con 180 y aspira a tener 350.

La aseguradora es candidata a comprar Novo Banco Gestión, compitiendo con Tressis o Gala Capital, entre otras entidades. De los 900 millones de euros en activos bajo gestión (500 millones en fondos; 250 millones en sicav; 75 millones en fondos de pensiones, otros 75 millones en carteras gestionadas), el 40% lo generan agentes y asesores financieros. El 35%, las 18 sucursales del banco portugués en España. Si no sale esta operación, Caser Asesores Financieros puede servir de ‘consuelo’ a Santalucía.

Además, Santalucía AM negocia una alianza con una gran gestora internacional para actuar conjuntamente en los activos alternativos y en la inversión socialmente responsable (ISR).

Una forma de rentabilizar la compra

Pero hay otra posible maniobra con Caser Asesores Financieros, como apunta un profesional de la banca de inversión. Si el comprador de Caser, por las razones que sea, no ve encaje estratégico a su filial de Asesores Financieros, su venta puede ser una manera de reducir la factura de la adquisición y de la integración de la aseguradora en el nuevo grupo.

Al precio que se han puesto las redes de asesores financieros, la sociedad de Caser puede ser una gran fuente de plusvalías. O una baza para el intercambio de cromos que siempre se produce en alianzas entre gestoras de activos y de patrimonios y entidades financieras y aseguradoras.

Lo que es evidente es que el proceso de venta de Caser ha incrementado el valor, tanto monetario como estratégico, de una sociedad con apenas año y medio de vida.