El imparable aumento de la importancia de la inversión sostenible

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Por Pedro Coelho, director de UBS ETF para Iberia

La inversión sostenible ha pasado en poco tiempo de ser algo que era ‘bonito tener’ en cartera, a ser un ‘imprescindible’  para cualquier tipo de inversor. A nivel global, la inversión sostenible está creciendo muy rápido. Entre 2012 y 2016, los activos sostenibles bajo gestión casi se duplicaron pasando de 14 billones de dólares a 23 billones de dólares, según el informe de 2016 Global Sustainable Investment Alliance.

El uso cada vez mayor de criterios y datos no financieros en el proceso de análisis de inversiones, generalmente mediante la inclusión de métricas ESG -ambientales, sociales y de gobierno corporativo-, ha ayudado a los inversores a estar mejor y más informados a la hora de tomar  decisiones de inversión. Implementar estos criterios ayuda a detectar oportunidades de crecimiento y gestionar mejor los riesgos a largo plazo. El análisis también sugiere que invertir de manera sostenible no daña los retornos y, en cambio, puede fortalecer las carteras con menores costes de capital y reducción del riesgo.

La transparencia lograda a través de las métricas de ESG proporciona nuevos conocimientos sobre cómo funcionan las empresas, dónde se encuentran sus riesgos reales y cómo de sostenibles son realmente sus modelos y prácticas de negocios. A nivel ambiental, las empresas que se preocupan por el uso sostenible de los recursos estarán menos expuestas a la insolvencia. A nivel social, las compañías con mejores prácticas laborales tendrán una fuerza de trabajo más productiva y serán menos propensas a conflictos laborales. Mientras que las empresas que siguen las mejores prácticas de gobierno corporativo probablemente estarán mejor gestionadas y serán menos tendentes a la corrupción, entre otros motivos.

Aunque la inversión sostenible se ha situado en el centro del escenario mundial, es una tendencia relativamente nueva. UBS lleva invirtiendo de forma sostenible más de 20 años. Nuestra primera estrategia de ISR se lanzó en 1997, preconizando el cambio en la conciencia global y, en la actualidad, los mercados financieros son uno de los mecanismos de transmisión más potentes mediante los cuales se puede promover la sostenibilidad corporativa a nivel mundial, impactando así en la sociedad de manera positiva.

Al poner en práctica esa convicción, UBS se ha comprometido claramente a integrar las consideraciones ESG en los procesos centrales de inversión en toda la empresa. El objetivo es que UBS sea el primer gestor de activos a gran escala en implementar una amplia integración de la ISR en las clases de activos tradicionales. El objetivo es integrar totalmente la inversión sostenible en las plataformas de análisis de renta fija y variable para finales de 2018, convirtiendo a UBS en el primer gestor de activos a gran escala en llevar a cabo una amplia integración de la inversión sostenible en las clases de activo tradicionales. Esta perspectiva ha dado lugar a que UBS se convierta en el mayor proveedor de ETFs con filtro ISR de renta variable y renta fija en Europa.

Share This