Aseafi: “El apetito regulatorio y recaudatorio hace que el cobro explícito resulte muy complicado en España”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Durante un encuentro centrado en los asesores financieros y las redes de agentes, organizado por Expansión, donde elAsesorFinanciero.com fue media partner, José Miguel Maté, vicepresidente de EFPA España, ha asegurado que tanto MiFID II como los cambios en la estructura de remuneración, han situado a la industria financiera “al principio de una revolución para colocar a los asesores y a los agentes financieros en una situación preferente en el sector, con un mayor peso específico”. Maté ha reconocido que en un contexto global de tipos de interés cercanos a cero “que está para quedarse”, resulta “crítico” trabajar entre todos en establecer sistemas de remuneración “que resulten lo más transparentes posibles”. De hecho, ha señalado que de los alrededor de 30.000 asociados que tiene EFPA en la actualidad, el número de independientes es muy bajo todavía, así como lo es en España el número de empresas de asesoramiento financiero.

Algo menos optimista se ha mostrado Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de Aseafi, para quien “el apetito regulatorio y recaudatorio hace que el cobro explícito resulte muy complicado en España”, lo que está provocando que aquellos que se han declarado independientes “estén sufriendo mucho en estos momentos”. Como fundador de una EAF (Empresa de Asesoramiento Financiero), ha recalcado que “es un paso muy importante” que la ley les permita la posibilidad de tener agentes, “que son básicamente prescriptores”, aunque, por otro lado, ha expresado su preocupación porque “en España el inversor medio sigue sin tener una buena educación financiera”.

Concienciados sobre este tema, Cicuéndez ha comentado la integración de Aseafi al Plan sobre Educación Financiera que llevan años impulsando tanto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como el Banco de España, y que se está reflejando, según sus palabras, en actos tanto para formar a la sociedad en materia financiera como, incluso, para actualizar los conocimientos de los profesionales. Aun así, ha afirmado que “una gran parte de los inversores conservadores están ahora bastante perdidos con la situación de los mercados, y su única salida parece la liquidez”. De cara al futuro, cree que el empuje de la digitalización y la subida de los tipos de interés “permitirán a las EAF y a los asesores empezar a cobrar a los clientes tarifas normales por nuestro trabajo”.

La formación, un pilar básico

Por otra parte, Juan Abellán, director del Máster de Banca y Finanzas del IEB, ha comentado que la implementación de MiFID II “está siendo el cambio más importante para la formación y el desarrollo de agentes y asesores”. Un nuevo paradigma que se ha unido “al contexto global de los bancos centrales”, que, en su opinión, ha reducido significativamente el beneficio de los bancos, obligándoles a reducir costes mientras, en paralelo, esto ha derivado en impulsar el modelo de agentes financieros, “mucho más rentable que el de las oficinas y sucursales”. En esta coyuntura, ha afirmado que las posibles reticencias del inversor español a pagar por el asesoramiento es semejante a lo que ocurrió en su día cuando los bancos empezaron a cobrar por las transferencias, pero que eso se asimilará en el futuro, porque, entre otras labores, “es fundamental el papel del asesor como formador del cliente”.

Beatriz Alejandro, directora del Instituto BME ha secundado este planteamiento asegurando que falta en nuestro país fomentar más “la mentalidad anglosajona, donde está ampliamente reconocido el pago por el asesoramiento”, pero que es un cambio cultural que “aunque tardará en imponerse seguro que lo hará”. También ha querido significar el punto clave que ha jugado la formación en MiFID II, estableciendo la necesidad de que los profesionales “no solo se formen sino que se recertifiquen y actualicen continuamente”, sino que a las empresas se les ha conferido “la responsabilidad de facilitar y fomentar que sus especialistas tengan inquietud por mejorar sus conocimientos”.

Share This