Deutsche Bank cree que la mejor opción para el inversor es combinar asesoramiento automatizado y tradicional

Robótica
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Un estudio de Deustche Bank alerta que los roboadvisors suponen un nuevo desafío para la gestión de activos clásica, aunque considera que para el inversor la mejor opción es un híbrido que combine el asesoramiento automatizado con el tradicional, “porque confiar exclusivamente en robots financieros puede ser demasiado simplista en algunos casos”.

El banco alemán constata que los millennials se han convertido en los mayores clientes de los roboadvisors, aunque destaca que los inversores entre 40 y 50 años, con patrimonio y una buena educación financiera están también confiando parte de sus inversiones en estos robots, apostando así por los ETF y la gestión pasiva.

El estudio del Deutsche Bank concluye que estos robots financieros pueden ayudar a atraer a la gestión de activos a familias con menos formación financiera, pero que su futuro papel no será desplazar a los asesores financieros tradicionales, sino complementarlos.

También advierte que los buenos resultados obtenidos en los primeros años por los roboadvisors no son indicativos de cómo lo harán en el futuro y para valorarlos, habrá que analizar sus rendimientos en periodos más largos.

El informe deja patente los costes sensiblemente más bajos de los roboadvisors, frente al asesoramiento tradicional. Sin embargo, alerte de que las comisiones son más altas en Europa (0,8% de media) que en EEUU (0,4%), donde el peso del asesoramiento automatizado se ha disparado en los últimos 4 años, hasta administrar 20.000 millones de dólares: “Un ritmo que posiblemente bajará en los próximos años”.

En Estados Unidos, los asesores financieros cobran una media de un 1% por gestionar carteras de hasta 100.000 dólares, mientras que los roboadvisors lo hacen por un 0,4%, incluso algunos ofrecen servicios gratuitos para inversiones inferiores a 10.000 dólares.

El fuerte crecimiento de los roboadvisors en EEUU contrasta con un crecimiento mucho menor en Europa, donde operan entre 60 y 70 fintech de este tipo, un tercio de ellas en Reino Unido y otro tercio, en Alemania, mientras que en España operan 6 entidades.

 

,

Share This