Desciende el número de asesores que apuestan por carteras agresivas a tres años

Solo un 8% de los asesores certificados por EFPA destinaría a renta variable más de un 60% de su inversión en los próximos tres años, invirtiendo el resto en renta fija, según una encuesta de elEconomista entre 700 de estos profesionales. Se trata del porcentaje más bajo desde que en marzo de 2016 comenzó a realizarse esta encuesta mensual.

En febrero de este año, el 9% de estos profesionales afirmaba que tendrían en bolsa entre un 60 y un 80% de sus carteras; hoy son 6 de cada 100. Y el 3% de ellos declaraba que depositaría más del 80% en cotizadas, porcentaje que ha caído al 2%.

Desciende, por tanto, el número de asesores que opta por las carteras agresivas (con una elevada exposición a bolsa) mientras siguen ganando peso aquellos que se decantan por un perfil moderado puro, es decir, por aquellas carteras en las que la renta variable representa entre un 40 y un 60%. El 36% de los expertos prefiere esta opción; no eran tantos desde el pasado septiembre de 2018.

De cara a los próximos 12 meses, el porcentaje de asesores que limitaría a un máximo del 40% su exposición a renta variable ha escalado del 60% al 66% desde abril.

Más agresivos a 5 años

No obstante, los asesores de EFPA tienen posiciones más agresivas si aumentamos el plazo de inversión a 5 años. Así, las carteras agresivas (más de un 60% en bolsa) convencen a 23% de los asesores.