David Angulo: “Queremos crecer, orgánica e inorgánicamente, pero hay poco que comprar, al menos que sea bueno”

Angulo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

En la segunda parte de su entrevista con elAsesorFinanciero.com, el presidente de Dunas Capital Group, David Angulo, detalla cómo han abordado la integración de Inverseguros y su posición en el mercado de operaciones corporativas.

¿Cómo se ha desarrollado el proceso de integración de Inverseguros en Dunas?

Inverseguros nos ha aportado una experiencia y una base de clientes de 30 años, y a la vez, estamos añadiendo savia nueva, con nuevos profesionales y nuevas ideas. Al principio de la integración, hubo momentos un poco complicados, porque tuvimos que hacer un ERE, pero ahora ya estamos todos perfectamente alineados estratégicamente y sabemos a dónde queremos ir: Queremos ser gestores de activos, tanto tradicionales, es decir, fondos de inversión y fondos de pensiones, como alternativos e inmobiliarios. Y además contando con una mesa de ejecución de renta fija que trabaja extraordinariamente bien.

Tratamos de ‘descorrelacionar’ todos nuestros productos, tanto de la renta fija como de la variable, siempre con el principio básico de preservar el capital de los inversores”

¿Se han planteado realizar nuevas adquisiciones de entidades?

Queremos crecer, orgánica e inorgánicamente, pero la verdad es que hay poco que comprar, al menos que sea bueno. Creo que podemos ser un buen aglutinador de la gestión independiente en España, un país donde hay gente con mucho talento de gestión. En este negocio, la diferencia entre que te vaya bien o mal está en el equipo. Yo siempre he apostado por equipos y me ha salido muy bien. Antes que comprar gestoras, donde estamos dispuestos a invertir es en gente inteligente que tenga un producto diferenciador que podamos desarrollar. Y sobre todo que acredite un track record, que al final, es lo más importante.

¿Pero veremos alguna operación corporativa este año?

Ojalá, pero no tenemos nada encima la mesa de momento; aunque estamos muy activos en el mercado.

Un mercado en crecimiento

¿Cómo valora la actual situación de los mercados?

El mercado va muy bien y, cuando viene la ola, si la coges, te acompaña en el crecimiento. Lo que es muy complicado es ir contra las olas. La razón por la que estamos aquí y decidimos jugarnos los socios de Dunas nuestro dinero en este proyecto se basa en tres ideas: Primero, la población envejece y, por tanto, los negocios de acumulación tienen que crecer. Esto es una realidad y hay que fomentar el ahorro. La idea número dos es que estamos viviendo un ciclo de sobrerregulación que lleva a grandes jugadores a abandonar ciertos nichos de mercado, porque no tienen ni la especialidad, ni el capital, ni las ganas para afrontarlos; por eso pensamos que los independientes tenemos una oportunidad muy importante. Y la tercera tesis, que puede ser más discutible, pero está muy clara para nosotros, es que seguiremos en un entorno de tipos de interés bajos los próximos 20 años. Y esto implica que el inversor tendrá que tomar decisiones de inversión distintas a las que tomaba antes; y tendrá que asumir un poco más de riesgo, aunque no mucho más, lo que le llevará a analizar de otra manera el tipo de inversiones que hace.

¿Qué opciones tiene el inversor ante este entorno más complejo?

Para mí, hay dos temas muy importantes: El momento de la vida en el que empiezas a ahorrar, y el momento del retiro, ambos determinan en qué tipo de activo inviertes. Es verdad que, si la analizas, la renta fija está muy cara, pero también miro las bolsas y veo que están caras. Por tanto, apostamos siempre por productos que tratan de ir “descorrelacionados”, tanto de la renta fija como de la variable. Buscamos activos distintos, como los inmobiliarios (por eso lanzamos Dunas Real State); inversión en aviones comerciales (Dunas Real Assets); hedge funds long short, que tratan de obtener rentabilidades entre el 3 y 4% con instrumentos de renta variable, con riesgo y volatilidad muy bajas. Y nuestra gama de fondos (Dunas Valor), que también son productos “descorrelacionados” que buscan una rentabilidad objetivo dependiendo del tipo de riesgo y volatilidad, siempre con el principio básico de preservar el capital de los inversores.

Llevo toda mi vida dedicado a esto y es muy difícil explicarle a un cliente que el IBEX ha perdido un -7% pero tú solo has perdido un -3%; y más si estás ahorrando para la jubilación, donde no puedes perder dinero. Por eso tratamos de “descorrelacionar” todos nuestros productos tanto de la renta fija como de variable. En esta estrategia, influye mi experiencia en el mundo asegurador donde tradicionalmente se garantizaba el capital, aunque eso también está cambiando, porque el coste del capital es tan alto y los tipos de interés tan bajos que es casi imposible garantizar capitales. Por eso, en el seguro está migrando a Unit Linked frente a instrumentos de gestión de activos tradicionales.

Otra cosa que hacemos bien, que nos hace distintos y donde nos queremos especializar, es en que todos nuestros productos llevan un análisis de Solvencia II. Así cuando una aseguradora compra nuestro producto, sabe realmente cuál va a ser su consumo de capital, porque al final, el inversor institucional debe tener muy clara su rentabilidad neta del coste de capital. Finalmente, buscamos productos que sean fácilmente entendibles por el inversor, detallando cuáles son todos los posibles riesgos de cada producto. Así el cliente institucional, que es un cliente profesional, sabe perfectamente dónde invierte.

¿Cómo cree que evolucionarán los mercados en 2018?

No veo nada en el horizonte que pueda hacer que el mercado tenga una fuerte caída; lo único que podrá afectar es un poquito más de inflación. Entendemos que será un buen año, sobre todo en Europa y en España. No será un año espectacular, pero no veo nada que haga que sea malo.

Share This