¿Cómo evitar posibles sanciones derivadas de la aplicación de MiFID II?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
La Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (ASEAFI) ha celebrado la jornada ‘EAFIS. Análisis de la entrada en vigor de MiFID II y perspectivas’, con el objetivo de  analizar cómo afecta a esta industria, y en concreto a las EAFIS, la  implementación de la nueva legislación comunitaria. Una de las sesiones de este evento, a cargo del equipo de EY, ha tratado sobre dónde poner el foco para evitar posibles sanciones, así como el modo de establecer una hoja de ruta sobre desarrollo normativo para estas entidades ante el tsunami regulatorio que se está generando.

“Las EAFIs están ante una oportunidad de oro para identificar nuevas fórmulas de optimización y ahorro de costes con esta regulación”, ha sentenciado Jorge Fernández, senior manager Legal en EY. Entre los principales grupos de obligaciones que señalan como claves desde la firma para los asesores se encuentran las derivadas de la clasificación de clientes e instrumentos financieros, la actualización del catálogo de productos, los análisis de idoneidad, los modelos de asesoramientos o los incentivos y las remuneraciones.

De acuerdo a la visión de EY, el objetivo clave del regulador es mejorar la eficiencia dentro del sector, que sirva para otorgar mayor confianza a los clientes. Según Fernández, “el nuevo marco de transparencia en materia de costes y gastos tendrá un impacto muy relevante en la industria, con hitos tan importantes como la obligación de entregar información personalizada a los usuarios o el refuerzo de los niveles de tolerancia a través de los test, lo que condicionará los modelos de asesoramiento”.

Medidas internas y reducción de costes

Los especialistas de EY creen que los asesores se encuentran en un momento “de gran desafío para implementar sistemas de valor añadido para los clientes que resulten competitivos en el mercado”. Este batería de medidas también contará con la implementación de estrategias internas, en campos como la adopción de mecanismos que prevengan posibles conflictos de interés o las competencias de los órganos de Administración, “que serán siempre los responsables únicos para un correcto proceso de aprobación de productos”.

De cara a favorecer una reducción de costes en la adaptación de los asesores al nuevo marco legal, desde EY ha recomendado “apostar por proyectos sectoriales”, que favorezcan una adaptación normativa más homogénea, fortalezcan las acciones de lobby y provean a las entidades de ayuda profesional del máximo nivel. En esta línea, han alertado sobre la necesidad de desarrollar mapas de riesgos penales de las personas jurídicas para cumplir con los criterios del regulador y apostar por una estrategia de ‘fit&proper’ entre los consejeros de las EAFs, ya que, en su opinión, “la tendencia es a que cada vez se establezcan mayores criterios de formación, experiencia, diversidad y conocimiento en estos puestos clave de las organizaciones”.

 El crecimiento de las inversiones alternativas

Otro de los paneles de la jornada se ha centrado en las inversiones alternativas, en donde se han presentado algunas estrategias de distinto sino relacionadas con ellas. Ricardo Seixas, consejero delegado de Fidentiis, ha presentado su fondo Iberia Long Short, que permite tomar posiciones largas y cortas en la Bolsa española, “tratando de cubrir el riesgo actual del mercado reduciendo la volatilidad actual mediante una gestión activa”.

 Inés Andrade, vicepresidenta de Altamar Capital, ha señalado como otra posible opción la inversión en activos alternativos privados y líquidos a través de fondos de fondos, “que mejoran los retornos para el inversor en el largo plazo, sobre todo en los momentos malos de los ciclos económicos”. Por su parte, Jorge Antón, ceo de MytripleA, ha señalado que “cada vez surgen nuevos caminos en las inversiones alternativas, como los préstamos a empresas de sistema directo, que aportan diversidad a las carteras con un grado elevadísimo de seguridad”.

Share This