CNMV: La financiación no bancaria se ha doblado en la última década, hasta el 40%

La financiación fluye de nuevo a las compañías y a la economía desde los bancos y los mercados de capitales, pero el reducido tamaño empresarial no permite aprovechar todo su potencial y es todavía limitada, aunque crece, la diversificación y apelación a fuentes de financiación no bancarias.

Esta es una de las conclusiones que recoge el Documento de Trabajo realizado a partir de la reunión del II Panel de Seguimiento Financiero IEAF-FEF de la Economía Española, celebrado bajo el título “Cómo Asentar y Diversificar la Financiación de la Economía Española”, en la que participó un nutrido grupo de expertos.

Pedro Guerrero Meseguer, subdirector general de análisis sectorial del Ministerio de Economía y Competitividad, apunta en el documento de trabajo y durante el acto de presentación en Barcelona que “las reformas y la moderación salarial han permitido ganar competitividad, pero si la estructura de empresas convergiese con la media europea, el PIB aumentaría en 3,5 puntos porcentuales; y si fuera equivalente a la de Alemania, en 6 puntos porcentuales”. Desde distintas instancias gubernamentales se está analizando en profundidad si hay razones fiscales y laborales que impiden que las empresas trabaja en un plan para promover que las empresas alcancen su tamaño óptimo y no se frenase su crecimiento.  por razones fiscales o laborales.

Daniel Carrasco y Sofía Rodriguez Rico, miembro del Servicio de Estudios y economista  jefe de Banco Sabadell junto con Ana Ribalta, subdirectora general y directora de Banca corporativa del mismo banco, confirman una “progresiva normalización de la actividad crediticia bancaria”, después de la fuerte restricción durante la crisis, gracias a un entorno económico, empresarial y financiero más favorable. En 2016 los bancos rechazaron el 4% de los préstamos solicitados, frente al 17% de 2012.

Sergio Mayordomo, investigador de la dirección general de Economía y Estadística del Banco de España, destaca la importancia de mantener una adecuada diversificación en las fuentes de financiación de las empresas. “Una economía excesivamente bancarizada está más expuesta a shocks del sistema que podrían afectar a la economía real”, explicó. El documento de trabajo presentado revela que a partir de 2007 se produjo un aumento significativo de los valores de renta fija en los pasivos de las sociedades no financieras. “El proceso de desintermediación reciente ha sido muy importante en España. Hay una mayor predisposición a emitir, pero todavía un 60% de las cotizadas no lo ha hecho”, apunta Mayordomo.

Eudald Canadell y María Isabel Cambón, director e investigadora del Departamento de Estudios y Estadísticas de la CNMV, destacan el papel de los mercados durante la crisis, ya que “consiguieron estabilizar los flujos de financiación de las empresas en los momentos de contracción del crédito, mostrando su papel anticíclico”. La financiación no bancaria a través de los mercados de capitales se duplicó en diez años, hasta situarse en el 40%. Cambón señaló que “se debería acometer la creación de vehículos que fomentaran la inversión en valores emitidos en las plataformas alternativas, así como fondos que invirtieran en crédito a las PYMES”. La CNMV considera igualmente importante la creación o modificación de límites regulatorios a la cartera de inversión de algunos inversores institucionales y que se apliquen incentivos fiscales.

El Panel de Seguimiento de la Economía Española promovido por IEAF-FEF tendrá continuidad en 2018. La iniciativa está coordinada por Óscar Arce, director general adjunto de Economía y Estadística del Banco de España, y Domingo García Coto, director del Servicio de Estudios de Bolsas y Mercados Españoles.

, ,