CFA pide medidas urgentes para reforzar la protección de los inversores minoritarios

Un enfoque fragmentado a propósito de la regulación del gobierno corporativo en la UE ha generado un sistema imperfecto, el cual necesita ahora de un enfoque holístico de su política para satisfacer las necesidades del inversor, según CFA Institute, la Asociación Global de Profesionales de la Inversión.

El nuevo informe de CFA Institute, “Política de Gobierno Corporativo en la Unión Europea: Una mirada a través del inversor”, pone de manifiesto que la fragmentación de las políticas de gobierno corporativo ha puesto en jaque la creación de un Mercado de Capitales unificado en la UE. El Informe sugiere la necesidad de abordar un enfoque conjunto en política de gobierno corporativo, abarcando la iniciativa de la Unión de Mercado de Capitales, para obtener reformas significativas. Si bien durante los últimos 15 años la reforma del gobierno corporativo ha sido positiva, permanecen sin resolver cuestiones clave, incluyendo la fijación de un marco para la delegación del voto transfronterizo, la protección de los derechos de los accionistas minoritarios, y el fortalecimiento de la rendición de cuentas de los consejos, entre otros.

CFA Institute ha trabajado con más de 30 profesionales de la inversión procedentes, principalmente, de la inversión institucional, con expertos gubernamentales y con otras partes interesadas de la UE a fin de preparar el Informe. Los resultados indican que todavía queda mucho por hacer para simplificar los mecanismos de mejora de la rendición de cuentas corporativa y obtener el máximo valor de las reformas que ya se han emprendido. Los inversores están abiertos a muchos de los problemas que preocupan a las partes interesadas (stakeholders), como son fomentar la diversidad en los Consejos de Administración, la realización de Informes Medio Ambientales, así como promover la buena ciudadanía corporativa.

Pero, muy importante, los inversores continúan preocupados ante la todavía insuficiente protección contra los abusos de los accionistas de control, donde el principio de una acción, un voto, es esencial para el ejercicio de un buen gobierno.

Josina Kamerling, directora de Asuntos Regulatorios para EMEA en CFA Institute, comentó: “El gobierno corporativo es vital para hacer funcionar la Unión de Mercado de Capitales de la UE, es fundamental para su ecosistema, pero se ha quedado descabalgado tanto de la agenda de servicios financiaros como de la de mercados.” Y añadió: “Con una visión renovada de los inversores hacia el gobierno corporativo europeo, y con la debida atención al ‘ecosistema’ de la gobernabilidad, se puede obtener un considerable premio como son el crecimiento, la productividad y la responsabilidad ambiental y social de las empresas europeas. Para obtener estos beneficios, es necesario emprender un enfoque integrado de las políticas de gobierno corporativo; que sirva a los inversores y que concilie al accionista, los grupos de interés, y las perspectivas del mercado abierto hacia el gobierno corporativo.”

En base a las conclusiones del informe, CFA Institute realiza una serie de recomendaciones para establecer un equilibrio sostenible entre los diversos objetivos del gobierno corporativo:

Mecanismos de Aplicación o Explicación

Los inversores desempeñan un papel clave en hacer que los mecanismos de aplicación o explicación del gobierno corporativo en Europa sean efectivos.  Esto significa que deben abogar por los derechos que les permitan cumplir con sus deberes fiduciarios como administradores. Y como consecuencia también les obliga a ejercer estos derechos de manera responsable. Las empresas deben aceptar la necesidad de la rendición de cuentas y asumir la vigilancia de los mecanismos de aplicación o explicación.

Protección de los accionistas minoritarios

Se necesitan medidas urgentes para reforzar la protección de los inversores minoritarios. Entre las recomendaciones para poner en práctica estas medidas se incluyen:

  • Promover la mejora de la rendición de cuentas del Consejo para con los accionistas minoritarios, a través de normas de independencia más robustas, un mayor papel en el nombramiento de los miembros del Consejo, y una mayor diversidad entre sus miembros.
  • Continuar con la demanda de derechos en relación al voto de operaciones vinculadas.
  • Fijar el marco para la delegación de voto transfronterizo y asegurar que todos los accionistas puedan votar de manera informada, con la garantía de que todos los votos de los accionistas se cuentan formalmente.

Una mejor orientación derivada de la Directiva de Derechos del Accionista II

La Comisión Europea debe fomentar la participación de los inversores incluyendo una declaración de orientación para los consejos de administración y los inversores institucionales, explicando las expectativas de la Directiva de Derechos del Accionista II.

Share This