CFA Institute publica las Normas Internacionales sobre Rendimientos de Inversión

CFA Institute ha anunciado el lanzamiento de la edición 2020 de las Normas Internacionales sobre Rendimientos de Inversión (GIPS®) tras un período de consulta pública. Los estándares GIPS 2020, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2020, son un conjunto de principios éticos estandarizados en toda la industria que guían a los gestores de inversión y propietarios de activos sobre cómo medir y presentar sus resultados de inversión con garantía de exactitud y homogeneidad, con el objetivo de promover la transparencia y la comparabilidad del rendimiento. Esta última edición marca un importante hito en la evolución de los estándares GIPS para garantizar su relevancia entre todos los gestores de inversiones y propietarios de activos. Los estándares GIPS 2020 se amplían sobre la última actualización, realizada en 2010, e incorporan las orientaciones autorizadas y  emitidas en el ínterin. Más de 120 cartas comentadas ayudaron a dar forma a la versión final de los estándares GIPS 2020.

 “La presente actualización evoluciona los estándares GIPS para reflejar los muchos cambios e innovaciones que ha experimentado la industria inversora en los últimos años, lo que le aporta mayor relevancia para los gestores de inversión alternativas y fondos mancomunados”, ha afirmado Karyn Vincent, CFA, CIPM, directora de estándares globales de la industria de CFA Institute. “Las actualizaciones se basan tanto en las mejores prácticas de la industria, como en los comentarios recibidos durante el período abierto de consulta pública. Creemos que los cambios permitirán que un mayor número de gestores de inversión y propietarios de activos adopten y promuevan la transparencia y la comparabilidad del rendimiento de las inversiones.

La edición 2020 de las Normas Internacionales sobre Rendimientos de Inversión (GIPS) de CFA Institute son aplicables para los gestores de inversiones y los propietarios de activos, y facilitan la adaptación para los gestores de inversión alternativas y firmas de gestión patrimonial. Los aspectos más destacados de los estándares GIPS 2020 incluyen:

  • Orientación a medida para los propietarios de activos.
  • Menor número de requisitos específicos para las clases de activos y un mayor enfoque en la estructura de cuentas, dando relevancia a una amplia gama de tipos de activos.
  • Posibilidad de utilizar retornos ponderados por dinero (MWR) en lugar de retornos ponderados por tiempo (TWR) si se cumplen ciertos criterios, dando a las empresas flexibilidad para elegir los retornos más apropiados para la estructura de cuentas.
  • Capacidad mejorada para que las empresas presenten el rendimiento de fondos mancomunados.
  • Más flexibilidad para informar sobre el rendimiento de las clases de activos perfilados.
  • Mayores opciones para publicitar el cumplimiento de las normas GIPS.

Los estándares GIPS han crecido en popularidad desde su introducción en 1999. Hoy en día, más de 1.700 organizaciones, incluida una mayoría de los gestores de inversión más importantes del mundo, declaran su cumplimiento. Si bien la adopción de los estándares GIPS no está obligada por normativa, se considera “best practise” para los gestores de inversiones y los propietarios de activos. Estos últimos requieren que sus gestores cumplan con los estándares GIPS, y están cada vez más interesados en que sus gestores de activos alternativos cumplan con los requisitos. Igualmente, crece el número de propietarios de activos que reclaman el cumplimiento de las normas GIPS.