Casi la mitad de los asesores financieros cree que MiFID II ha limitado su libertad de recomendación

El 48% de los profesionales dedicados al asesoramiento financiero opinan que la llegada de la directiva MiFID II ha reducido su libertad de recomendación al cliente; el 36% no encuentran que se haya producido un cambio significativo y solo un 16% percibe un aumento. Así se desprende del estudio sobre Banca Privada elaborado por Funds People y Tressis cuyos resultados provienen de una encuesta en la que han participado 1.500 profesionales dedicados al negocio de clientes de altos patrimonios en España.

Los datos del sondeo reflejan que la mayoría de los profesionales que ejercen labores de asesoramiento financiero lo hacen como banqueros privados en el seno de entidades financieras (55%), les siguen los que trabajan en agencias de valores (23%), los agentes financieros (17%) y las Empresas de Asesoramiento Financiero -EAF- (5%).

La gran mayoría de los asesores cuentan con la certificación profesional de EFPA (75%), a los que se añade un 22% acreditado por CISI, un 5% por CFA y un 6% certificado por otros organismos.

Cliente tipo: empresario, mayor de 40 años y con un patrimonio inferior a 500.000 euros

El estudio realiza también un análisis de los clientes con los que trabajan los asesores financieros. Destaca que el mayor colectivo de clientes es el de empresarios (31%) a los que podrían sumarse también los autónomos (14%). Los trabajadores por cuenta ajena suponen el 30% del total y un 25% son jubilados, nicho que seguramente irá en aumento dado el proceso de envejecimiento paulatino de la población.

A nivel global, casi una tercera parte de los asesores estima que sus clientes les confía a gestión de entre el 50 y el 75% de su patrimonio; a otro 27% les gestionan más del 75% y a un 25%, entre el 25 y el 49% de su patrimonio.

Teniendo en cuenta exclusivamente el patrimonio que gestionan, los encuestados afirman que el 46% de sus clientes tienen menos de 500.000 euros; les siguen en número los que tienen carteras de entre 500.000 y un millón de euros (26%). La gran mayoría de los inversores (89%) tiene más de 40 años, siendo el grupo más destacado el que va de 40 a 65 años (48%).

Más de 100 clientes por asesor

Un 46% de los encuestados declara que gestiona más de un centenar de clientes, mientras que los que asesoran a menos de 50 son solo uno de cada cuatro. También son mayoría quienes llevan trabajando en banca privada entre 11 y 20 años (365); no obstante, hay un dato que demuestra la pujanza de esta actividad en los últimos años: el 24% lleva menos de 5 años ejerciendo.

El contacto directo con el inversor suele ser la actividad a la que dedican más tiempo. Casi la mitad (49%) destinan entre el 50 y el 75% de su jornada al trato con sus clientes, y otro 17% más afirma que dedica a esta tarea más del 75% de su tiempo.