Casi dos millones de clientes minoristas ya cuentan con asesoramiento en sus inversiones

Ana María Martínez-Pina, vicepresidenta de la CNMV, abrió ayer el XI Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva organizado por la APD, Deloitte e Inverco,  con un balance de los dos primeros años de vigencia de MiFID II, donde destaca que el nuevo régimen de incentivos implantado ha hecho aumentar el servicio de asesoramiento, “en la comercialización ha supuesto un incremento del servicio de asesoramiento, centrado a veces en gestoras del propio grupo, con seguimiento de la idoneidad de las recomendaciones como clave para justificar el cobro de incentivos”.

El crecimiento del asesoramiento se centra especialmente en los clientes minoritas, que cuentan con asesoramiento, y que ya sumaban este año 1,9 millones de inversores, con un volumen de 175 millones de euros, y un incremento del 77% respecto al ejercicio anterior. Los ingresos por el servicio ascienden a 594 millones de euros en 2018, un 15% más con respecto a 2017. En 2018 había también 1,3 millones de clientes minoristas con servicios de gestión discrecional de carteras, un 21%  más, con un patrimonio de 70.700 millones de euros.

Informar de las comisiones “a la mayor brevedad” 

La vicepresidenta explicó que MiFID II ha tenido un efecto claro tanto en las gestoras como en sus clientes. A las primeras, les pidió que entreguen “a la mayor brevedad” el informe anual de comisiones y gastos que deben proporcionar a sus clientes cuando acabe 2019 y valora la publicación de unas pautas aclaratorias, con un documento de preguntas y respuestas, para marcar un plazo máximo razonable para que remitan esa información sobre gastos a sus clientes. “Deben remitir la información detallada y 2019 será el primer ejercicio sobre el que deban hacerlo; si bien la normativa no establece un plazo máximo para facilitar la información, creemos que debería facilitarse a la mayor brevedad posible una vez cerrado el año objeto de informe”.

Sobre las consecuencias de la normativa, también señaló que algunas normas, como las relacionadas con el análisis y la información a inversores resultan “un tanto excesivas en costes para las entidades, debilitando el negocio de los operadores locales”, algo que quieren rectificar: “Queremos seguir de cerca la evolución del sector e intentaremos proponer medidas convenientes para solventar los problemas que generen las nuevas reglas”.

Cómo seleccionar a los intermediarios

Finalmente, recordó el plan de emitir este año una guía técnica para las gestoras sobre los procedimientos de selección de intermediarios financieros: “Deben seleccionar a profesionales a las que transmitirán las órdenes buscando el mejor interés de las gestoras y de los clientes y prestando atención a la prevención de conflictos de interés”. La información publica ya finalizó antes de verano, y el regulador está valorando comentarios para incorporarlos al texto definitivo antes de que finalice 2019.

Asimismo, la CNMV trabaja en una guía técnica sobre el procedimiento de autorización de nuevas entidades, con recomendaciones para agilizar los actuales procesos.