Capital Group European Growth and Income Fund: inversión en renta variable europea a largo plazo

El objetivo del Capital Group European Growth and Income Fund (LUX) (CGEGI) consiste en obtener ingresos y crecimiento del capital a largo plazo identificando a empresas consolidadas que suelen ser líderes en sus sectores tanto en Europa como en el resto del mundo. La preservación del capital también constituye una prioridad, lo que convierte al fondo en una opción de inversión conservadora para los inversores a largo plazo.

Evolución del fondo en el primer trimestre de 2016

Durante el primer trimestre de 2016, los mercados europeos de renta variable cayeron como consecuencia de la debilidad del crecimiento económico y las presiones deflacionistas. El Banco Central Europeo (BCE) reaccionó recortando los tipos de interés y ampliando su programa de compra de bonos, en un intento de estimular el crecimiento económico de la eurozona. La preocupación sobre la situación de la economía global, la ralentización del crecimiento de la economía china y las especulaciones sobre el impacto de una posible salida del Reino Unido de la Unión Europea afectaron también al sentimiento inversor.

Junto a los factores macroeconómicos, algunos sectores de la renta variable europea han tenido también que hacer frente a sus propias dificultades:

  • Las empresas del sector financiero cayeron bruscamente, con un pérdida del 16%1. Las entidades bancarias, que llevan unos años teniendo que hacer frente a unos tipos de interés muy bajos, se vieron especialmente afectadas por las medidas adoptadas por el BCE.
  •  Las acciones de las empresas del sector sanitario cayeron un 12%, como consecuencia de las tensiones políticas provocadas por la fijación de precios en el sector y la creciente inquietud de los inversores en relación con el elevado nivel de las valoraciones. En marzo, varios congresistas estadounidenses solicitaron una nueva ronda de comparecencias para tratar la cuestión de los precios de los fármacos, lo que aumentó la presión sobre el sector biotecnológico, que ya se había visto afectado por la venta masiva registrada a principios del trimestre.

No nos dedicamos únicamente a comprar acciones: invertimos en empresas que pensamos que van a obtener buenos resultados durante mucho tiempo” Mark Denning

En este entorno, el fondo registró una rentabilidad del -8,3% durante el trimestre, frente a la rentabilidad del -7,1% del índice de referencia. La selección de títulos en el sector financiero y el sector industrial, así como la exposición infraponderada al sector energético, limitaron la rentabilidad relativa del fondo. Dicha rentabilidad se vio favorecida por nuestra selección de títulos en los sectores de los materiales y el consumo.

Las posiciones en las entidades británicas Barclays y Prudential, cuyas acciones cayeron más del 10%, fueron las que limitaron en mayor medida dicha rentabilidad. Durante el trimestre, el nuevo consejero delegado de Barclays, Jes Staley, anunció el recorte de 1.200 empleos en su división de banca de inversión, así como su intención de vender su negocio africano con el fin de volver a centrarse en los mercados británico y estadounidense.

También durante el trimestre, Barclays y Credit Suisse accedieron a pagar 154 millones de dólares para cerrar las investigaciones en curso sobre sus mercados de negociación anónima o dark pools. Según los analistas de Capital Group, algunos de los cambios que se han producido en Barclays respaldan esta orientación menos diversificada de la entidad. En lo que llevamos de segundo trimestre, las acciones de Barclays se han recuperado un 18,7% en euros, desde principios de abril de 2016 hasta el día 28 de dicho mes.

Las acciones de la aseguradora británica Prudential cayeron después de que la empresa anunciara su posible retirada del mercado británico de rentas vitalicias, ya que la nueva Directiva Solvencia II dificultaba la posibilidad de generar rentabilidad. Aunque nuestra posición en Prudential limitó la rentabilidad registrada en el primer trimestre, los años anteriores ha favorecido enormemente la rentabilidad relativa del fondo (fue una de las 5 posiciones más favorables en el año 2014, aportando 60 puntos básicos a la rentabilidad relativa, mientras que en el año 2015 su contribución fue de 10 puntos básicos).
Muchas entidades financieras europeas presentan en la actualidad valoraciones potencialmente atractivas, por lo que los gestores de este fondo siguen apostando por el sector y han aumentado la exposición al mismo. Consideran que las empresas financieras en las que invierte el CGEGI han realizado cambios significativos en sus modelos de negocio, han reducido los costes y han fortalecido sus balances.

El primer trimestre de 2016 ha sido un trimestre inusualmente débil para este fondo. Sin embargo, es importante contemplar estos resultados a corto plazo en el contexto de la rentabilidad a largo plazo del fondo.

Share This