BNP Paribas AM: “Somos cautelosos pero también optimistas con la renta variable para 2020”

Después de un 2019 en el que la renta variable parece haber sido una de las grandes triunfadoras, el próximo curso parece lleno de incertidumbres por la cantidad de aparentes riesgos que hay en el horizonte, como el desenlace de la Guerra Comercial, la evolución en las políticas expansivas de los bancos centrales, el desenvolvimiento de la inflación o la resolución de temas geopolíticos de relevancia como el Brexit o las elecciones en EEUU. De todo ello han hablado para elAsesorFinanciero.com Guillermo Felices, head of research de equipo de asset allocation de BNP Paribas Asset Management, y Sol Hurtado de Mendoza, directora general para Iberia, en una entrevista que continúa la centrada en fondos temáticos que se publicó recientemente.

Pregunta: 2019 ha sido en líneas generales un año muy bueno para la renta variable, tras la decepción del último trimestre del año anterior. ¿Puede esperarse un comportamiento similar para 2020 y, si es así, por qué motivos?

Guillermo Felices: Tenemos la convicción de que evolucionarán positivamente las grandes tendencias que han dado soporte a los mercados recientemente. De hecho, seguimos esperando un escenario central de tipos de interés bajos y políticas expansivas, con un incremento de la estabilidad geopolítica, cierto optimismo en relación a las políticas fiscales y buenas expectativas sobre los datos macro. En líneas generales, creemos que viviremos un continuación de las grandes tendencias que han dado soporte al mercado, aunque se mantendrán las tensiones entre EEUU y China. En relación a las políticas fiscales, puede que haya cierta decepción en Europa, en especial en el caso de Alemania. A grandes rasgos, estamos constructivos en relación a los activos de renta variable aunque con cautela, manteniendo un cierto tono positivo.

P: En línea con lo anterior, ¿cómo es la cartera tipo que recomiendan desde BNP Paribas AM? ¿Seremos testigos por fin de una mejora en los resultados de las bolsas en Europa?

GF: Esa estrategia de ser constructivos respecto a la renta variable nos obliga a comprar conexiones para intentar identificar valor, ya que uno de los objetivos es buscar rendimiento en un contexto de bajos tipos de interés y un evidente exceso de liquidez. Activos como la deuda emergente es previsible que tengan un buen rendimiento. En general, el crecimiento global será bajo pero con datos macro estables, aunque en el caso de Europa, sin ser pesimista, no creo que se vayan a obtener resultados demasiado prometedores. En renta fija conviene ser muy cuidadosos, y, de hecho, estamos infraponderados sobre todo en la de países de la zona euro. Creemos que los bonos gubernamentales están, en general, caros.

P: ¿Han observado en los últimos años cambios en los comportamientos de los inversores españoles con respecto principalmente a la renta variable o en relación al riesgo?

Sol Hurtado de Mendoza: Sinceramente, creemos que hace falta todavía mucha labor pedagógica en España acerca de todo lo que es inversión, en especial sobre lo que implica una gestión activa frente a otra pasiva. Todos los miembros del mercado, no solo el ámbito público sino, también, las gestoras debemos volcarnos a este fin. Es fundamental que el inversor comprenda qué significa invertir en el largo plazo y, para lograrlo, la educación financiera es crítica. No llego a entender por qué una asignatura sobre este ámbito no es obligatoria en los colegios, ya que la formación sobre inversiones debe comenzar desde la base, cuando somos niños, ya que es algo que nos va a acompañar toda nuestra vida.

P: Pensando en ese largo plazo, ¿las estrategias basadas en sostenibilidad pueden ser una herramienta útil para el día de mañana poder complementar las pensiones públicas?

GF: Pensar en sostenibilidad ambiental no significa tener que sacrificar retornos. De hecho, muchos fondos centrados en esta temática están logrando ya mejores retornos que otros que no lo están. En la medida en la que los jóvenes se vayan integrando en la industria financiera como inversores en los próximos años estoy convencido de que la demanda y el interés en relación a estos productos crecerá.

SHdM: Creo que, a grandes rasgos, la rentabilidad ESG hasta ahora no ha sido ni mejor ni peor que otras, pero que el escenario a futuro será muy diferente, principalmente gracias al empuje que va a propiciar en regiones como Europa la regulación, que va a propiciar que el desempeño de las empresas que no inicien su transición energética a un bajo uso del carbono sea peor que las que si lo hagan. Todo esto va a ser un punto que marcará la diferencia desde el lado de la rentabilidad porque en unos años ya estará plenamente asumido en el portfolio de valores de una empresa todo lo que conlleva la sostenibilidad. La regulación lo que sobre todo está favoreciendo es a que se profundice en los análisis extrafinancieros y eso está atrayendo a su vez a inversores tan rigurosos y enormes como los grandes fondos de pensiones.