El auge de la inversión sostenible: los inversores españoles, cada vez más concienciados

Los españoles destacan por los comportamientos sostenibles en su vida diaria. Un 75% de los inversores afirma que a menudo reduce o recicla sus residuos domésticos, frente a la media del 74% en Europa o del 72% a nivel global. Sin embargo, a la hora de invertir, el porcentaje de españoles que prefiere hacerlo en fondos sostenibles antes que en otro tipo de fondos es del 36%, un nivel similar a la media del 37% en Europa, pero inferior al 42% global.

Estas son algunas de las conclusiones de la primera oleada del Estudio Global de Inversión (Schroders Global Investor Study 2017), elaborado por Schroders. Según esta encuesta, realizada a 22.000 inversores de 30 países, la inversión sostenible está en auge en todo el mundo. Este estudio muestra qué países están adelantados en la tendencia y cuáles están rezagados en cuanto al comportamiento sostenible, como el reciclaje, y este tipo de inversión. A escala global, los inversores consideran que la inversión sostenible es una forma de impulsar no solo avances en los planos social, empresarial y medioambiental, sino también los beneficios.

Aumentan los inversores sostenibles

  • La inversión sostenible es un ámbito que reviste cada vez más importancia para los inversores a escala global: el 78% de los encuestados afirmó que es más importante para ellos ahora que hace cinco años, el 32% respondió que es notablemente más importante y el 46% que es algo más importante. Este porcentaje aumenta en el caso de España donde un 81% considera que la inversión sostenible es más importante ahora para ellos que hace cinco años, siendo sólo superados en Europa por los portugueses (85%).
  • Asimismo, los inversores muestran interés por aprender más al respecto. La encuesta reflejó que la inversión sostenible fue la temática de inversión sobre la que más gente desearía mejorar sus conocimientos, por encima de otros asuntos, tales como las diferentes clases de activos y el efecto cumulativo. Para los españoles esta temática se encuentra entre las más elegidas para mejorar, la segunda, pero la primera para ellos es aprender sobre inversiones fiscalmente eficientes.
  • Además, los inversores están aumentando sus asignaciones a la inversión sostenible: el 61% de los españoles afirmó haber incrementado su inversión en fondos sostenibles en los últimos cinco años, por encima de la media europea (58%). Los suizos son los europeos que más han incrementado esta inversión con una diferencia considerable respecto al resto (70%).

Esta tendencia parece ser más firme en Asia y América que en Europa, tal y como refleja la siguiente tabla:

La adopción de comportamientos sostenibles (como el reciclaje y la reducción del consumo energético) y la popularidad de la inversión sostenible difieren en función del país. El informe ofrece una clasificación de sostenibilidad basada en la puntuación media derivada de las preguntas realizadas a los inversores. Indonesia se hizo con el primer puesto, seguida de la India, en segundo lugar, y Estados Unidos, en el tercero. En los últimos puestos de la lista se ubicaron Hong Kong, Corea del Sur y Japón.  España ocupa el puesto 24 en la clasificación global, mientras que se encuentra en el puesto 11 de los países europeos. La clasificación completa figura a continuación:

¿Por qué se asigna más capital a la inversión sostenible?

La encuesta demostró que los inversores consideran que la inversión sostenible es una forma no solo de impulsar avances en los planos social, empresarial y medioambiental, sino también de generar beneficios.

A escala global, al preguntarles sobre si invertían o invertirían en fondos sostenibles con el objetivo de lograr repercusiones positivas o con un fin meramente económico (por el beneficio potencial), la respuesta media reflejó que las repercusiones positivas (38%) revestían una mayor importancia que los beneficios (32%). Del mismo modo, en general, los españoles afirmaron que las repercusiones positivas (35%) eran más importantes que los beneficios (31%).

Los tipos de fondos que los encuestados consideraron que tenían una importancia mayor o igual de los beneficios frente a las repercusiones positivas:

Los inversores españoles afirmaron que la inversión en fondos centrados en el gobierno corporativo está orientada de forma equitativa a la obtención de beneficios y a las repercusiones positivas (32% frente al 31%), en contraste con la tendencia global (36% frente a 28%), al igual que aquellos que evitan empresas dedicadas al petróleo, el gas o el carbón (33% frente a 32%)

 

Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, señala que consideramos muy alentador asistir al auge de la inversión sostenible en España. Como muestran los resultados del estudio, los españoles están muy comprometidos con la sostenibilidad en su vida diaria y sus rutinas, así que ya tienen la base para dar el salto también en la inversión de la que ya tienen una conciencia importante, de las mayores a nivel global, sobre la importancia que tiene en sus inversiones. En este aspecto, si bien la rentabilidad sigue siendo un objetivo primordial, el interés en las opciones sostenibles está aumentando, aunque como hemos visto en España hay un largo camino por recorrer. No obstante, no hay que olvidar que sostenibilidad y beneficios van de la mano: los inversores buscan asignar capital a empresas que estén abordando de forma adecuada los cambios sociales y medioambientales para generar tanto beneficios como repercusiones positivas.

Los inversores son conscientes de la repercusión que algunos aspectos como un sólido gobierno corporativo tienen a la hora de generar beneficios, y nuestro estudio respalda esta visión.

Los cambios sociales y medioambientales se están produciendo a una velocidad nunca antes vista. Los retos que plantean el cambio climático, la desigualdad y las tendencias demográficas son considerables. Nuestro estudio pone de manifiesto que los inversores españoles están dispuestos a afrontar este desafío y valoran el efecto que pueden tener su inversión en la mejora de la sociedad.”