Amundi AM: El dilema de la liquidez precisa de una respuesta regulatoria

Por Pascal Blanqué, Director de Inversiones del Grupo Amundi y Vincent Mortier, Director Adjunto de Inversiones del Grupo (correspondiente al Amundi Investment Talks– Liquidity dilemma needs a regulatory response)

La liquidez se ha convertido en un tema candente después de algunas suspensiones de fondos de alto perfil. Esos fondos habían invertido en activos ilíquidos, incluidos bienes raíces y bonos no calificados, en busca de rendimientos, pero luego tuvieron dificultades para liquidarlos para cumplir con las solicitudes de reembolso. Según la edición de julio del informe de estabilidad financiera del Banco de Inglaterra, el desajuste entre los términos de reembolso y la liquidez de los activos de algunos fondos podría convertirse en un problema sistémico.

Entonces, ¿cómo conciliar la abundante macro liquidez, gracias a la postura acomodaticia de los principales bancos centrales, y las áreas de tensión en algunos mercados (micro liquidez)? Para comprender esta paradoja es importante diferenciar entre macro y micro liquidez, un tema que también cubrimos en nuestro artículo de febrero sobre liquidez. A nivel macro, la liquidez sigue siendo abundante y no es un problema dada la postura acomodaticia de la mayoría de los bancos centrales del G10. En los Estados Unidos, la Reserva Federal redujo tipos en septiembre por segunda vez consecutiva y los mercados esperan más recortes por delante. El BCE entregó un importante paquete de facilitación en la penúltima reunión de Mario Draghi como presidente del Banco, incluido el reinicio de su programa de compra de activos. A pesar de tal abundancia, la liquidez aún podría secarse a nivel micro, ya que aquí depende de la dinámica de la oferta y la demanda.

Debilidad manufacturera en los Estados Unidos y diferencial de alto rendimiento

  • Últimos acontecimientos: Algunas suspensiones de fondos de alto riesgo han provocado que los mercados vuelvan a centrarse en la liquidez y cómo puede afectar a la capacidad de los fondos para cumplir con ciertos escenarios de reembolsos. A pesar de la gran liquidez que existe a nivel macro, a nivel micro se mantienen algunas áreas de tensión, que podrían empeorar en caso de un deterioro material de las condiciones económicas, una recesión o un repunte de la volatilidad.
  • Áreas vulnerables: Algunos mercados son muy vulnerables a entonos de baja liquidez debido a su dependencia de los flujos de capital extranjero y su concentración en las transacciones, donde el riesgo de un impacto en los precios es elevado si las ventas de activos han sido ejecutadas en un periodo corto de tiempo. Además, algunos eventos excepcionales como el Brexit podrían incrementar la presión sobre la liquidez del mercado.
  • Oportunidades para los inversores: Los inversores podrían explotar las oportunidades en activos donde las ventas masivas indiscriminadas pueden provocar distorsiones de los precios que no están relacionadas con el perfil de solvencia de los emisores, sino con mayores primas de liquidez.
  • Regulación: Los reguladores financieros están reforzando los requerimientos de liquidez para intentar evitar que se produzca una crisis en toda regla. Sin embargo, todavía es pronto y queda mucho por hacer, ya que la regulación de los gestores de activos se ha quedado rezagada respecto a la de los bancos desde la crisis financiera global (GFC, por sus siglas en inglés).
  • Medidas de las gestoras: Las gestoras podrían utilizar diferentes herramientas para monitorizar el riesgo de liquidez tanto en una situación normal, como en una de emergencia. Estos instrumentos incluyen vigilar la liquidez, monitorizar las oscilaciones de los precios, construir colchones de liquidez y la gestión de una crisis de liquidez. Bajo circunstancias extremas, las gestoras podrían construir su propio balance para apuntalar sus fondos propios. No obstante, éste es un instrumento de último recurso, ya que traslada el riesgo del inversor al gestor. Esta es una opción solo para las grandes gestoras, que mantienen un contacto permanente con los reguladores, cuentan con plataformas globales de trading y pueden ser creadores de precios de mercado.
  • Medidas de los inversores: Los inversores podrían adoptar medidas frente a los posibles riesgos de liquidez, incluyendo un incremento de bonos de alta calidad y liquidez en sus carteras, evitando la concentración en operaciones muy demandadas y con elevado apalancamiento y evaluando los procesos de gestión del riesgo de liquidez que realizan los gestores de su fondo.