Amundi y Allianz GI explican a las aseguradoras cómo pueden ampliar sus horizontes de inversión

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

La Semana del Seguro acogió ayer un debate profesional protagonizado por Amundi y Allianz Global Investors, bajo el lema “Ampliando horizontes en un entorno prolongado de bajos tipos de interés: del Reto a la Oportunidad”.

En un entorno en el que el seguro busca más rentabilidad en activos alternativos sin olvidar que es un inversor a largo plazo, ambas entidades explicaron a los directivos de Departamentos de Inversión de entidades aseguradoras cómo pueden complementar sus inversiones con nuevos activos, más allá de los tradicionales.

En el foro, participaron Carlos de la Peña, de Seguros RGA; Jorge Díaz, de Amundi, José Enrique Martínez, del Consorcio de Compensación de Seguros; Teoman Kaplan, de Allianz Global Investors; José Luis Jiménez, de Mapfre; Jaime Moreno, de Allianz, y Pedro del Pozo, de Mutualidad de la Abogacía.

Según explicó Jean Sorasio, de Amundi Asset Management, “nunca fue fácil, pero cada vez es más difícil gestionar las inversiones del sector asegurador, donde las claves son la asignación de activos y la rentabilidad ajustada al riesgo. Por tanto, moverse hacia activos ilíquidos es interesante, pero también aprovechar la ventaja de la liquidez para monetizar la prima a través de la Deuda Pública Europea”.

Jorge Díaz, de Amundi, añadió que “la Renta Variable con protección es una buena forma de mejorar la rentabilidad ajustada al riesgo. También apostamos por la Inversión Socialmente Responsable (ISR), con importantes oportunidades en energías verdes y activos ligados al cambio climático”.

Por su parte, Teoman Kaplan (Allianz GI) pidió a las entidades que no olvidaran que las inversiones son a largo plazo, “lo que exige mecanismos de protección y de diversificación. No podemos dejar de invertir en liquidez, ya que somos aseguradoras”.

Turno de las aseguradoras

José Luis Jiménez apuntó que la renta fija de emergentes es rentable (Mapfre logra el 4,5%) y hay países, como México, Brasil o Indonesia, en los que “la deuda pública es el activo más interesante”. No ve, en cambio, atractiva la inversión en infraestructuras y alerta del riesgo de burbuja en private equity, mientras apuesta por la diversificación en inmuebles “a precios razonables y con enfoque de coinversión”.

Asimismo, Pedro del Pozo explicó cómo combinan la liquidez como protección hasta que la subida de tipos haga atractiva la Renta Fija con más peso de la Variable, “el activo con más posibilidades”. La Renta Variable no cotizada “puede ser muy interesante”, lo mismo que el private equity con ratings magníficos.

José Enrique Martínez se centró en buscar soluciones a la tesorería, “si es muy elevada detrae rentabilidad”, a través de la diversificación, “fundamental también en activos alternativos”.

Además, Carlos de la Peña comentó que el activo más líquido “y el que mejor se comporta con tipos bajos” es la Renta Variable, sobre todo con mecanismos de protección, pero también le gustan los inmuebles, y defendió “una cartera muy estable, y mover el resto hacia la liquidez”.

Finalmente, Jaime Moreno abogó por activos, alternativos porque consumen menos capital y cree que la ISR será transversal.

 

 

,

Share This