Aitor Jauregui: “MiFID II comprimirá márgenes a todos los niveles, tanto en la distribución como en la gestión”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El Responsable de Desarrollo de Negocio de BlackRock en España y Portugal, Aitor Jauregui, además de avanzarnos la estrategia de su entidad en España, analiza las circunstancias particulares de nuestro mercado y cuál puede ser su evolución con la próxima entrada en vigor de MiFID II en enero del próximo año.

-¿Cuál es su estrategia de negocio en un mercado como el español que está cambiando a gran velocidad?

-Es indudable que el negocio de hoy se parece poco al que era hace 15 ó 20 años. Creo que la arquitectura abierta seguirá creciendo en las entidades financieras españolas y más aún con la llegada de MiFID II. El hecho de que el inversor final tiene un mayor conocimiento de las características y ventajas de los fondos de inversión también impacta de manera positiva en la industria y nosotros cada vez estamos haciendo más cosas por concienciar a los clientes acerca de la necesidad de complementar sus ingresos de cara a la jubilación; incluso hemos dedicado un microsite en nuestra web. Todos ellos son factores que llevan al inversor a demandar más arquitectura abierta. En España, las entidades dan un asesoramiento muy bueno y cada vez ofrecen más soluciones a sus clientes.

-¿En qué basa su afirmación de que el asesoramiento de las entidades españolas es muy bueno?

-Hacemos una encuesta anual entre inversores, llamada BlackRock Investor Pulse, y en ella se ponen de manifiesto varias tendencias significativas. Una de ellas es que la jubilación es una de las principales preocupaciones de los españoles; si a eso le unimos la importante cantidad que tienen los inversores en liquidez, en torno al 65% del ahorro total, y los bajos tipos de interés, se ve claramente que aún nos queda mucho por hacer para educar al cliente sobre la necesidad de ahorrar a largo plazo y cómo hacerlo. Pero otra de las conclusiones de la encuesta es que los españoles valoran el asesoramiento financiero que reciben como un servicio de calidad. España e Italia son los dos países de Europa que mejor valoran el asesoramiento financiero.

Los inversores españoles valoran el asesoramiento financiero como un servicio de calidad”

-La distribución financiera está marcada por el impacto que tendrá MiFID II, ¿cómo cree que afectará este cambio regulatorio al mercado español?

-Está claro que, con la entrada en vigor de MiFID II, va a producirse una compresión de márgenes a todos los niveles, tanto a nivel de distribución como de gestión. En este contexto, la gestión indexada y ETF es una tendencia imparable que ha venido para quedarse. Lo fundamental de la directiva es que trae mayor transparencia y creo que eso también va a provocar un aumento de la gestión discrecional.

-Los mercados afrontan una situación difícil, con tipos de interés en mínimos y gran volatilidad en la renta variable, y además con un creciente riesgo político. ¿Qué estrategia de inversión están ofreciendo a sus clientes y en qué productos en concreto se están centrando?

-Todos esos factores son lo que han provocado el importante trasvase de depósitos a fondos de inversión que se ha producido en los últimos años. Aquí, el sector ha hecho un gran esfuerzo por hacer ver al inversor las ventajas de los fondos, incluida la fiscalidad. Y esta tendencia va a continuar, porque todavía hay 800.000 millones invertidos en depósitos y, teniendo en cuenta los objetivos que dicen tener los clientes, no parece el mejor vehículo de inversión. Por tanto, creemos que vamos a seguir viendo flujos hacia fondos multiactivo, en muchos casos conservadores, pero con una tendencia creciente hacia la internacionalización. Hace 15 ó 20 años la componente de deuda pública española e Ibex pesaba mucho en las carteras, ahora vemos una mayor profesionalización de los equipos de gestión, más diversificación de las inversiones y un asesoramiento financiero más profesionalizado, lo que permite descorrelacionar retornos y activos.

-¿Qué les están demandando sus clientes en cuanto a productos y servicios en el entorno actual?

-En cuanto a soluciones concretas, estamos viendo mucha demanda de fondos indexados y ETFs, que están creciendo mucho en los últimos años, especialmente estrategias vinculadas a índices genéricos con comisiones de gestión bajas. Y, en gestión activa, mucha renta fija, pero flexible, en la que el gestor pueda, por ejemplo, ponerse corto en duración. Ahora, por primera vez en los últimos tres años, estamos viendo también interés por la renta variable europea. También hay mucha demanda de mercados emergentes, tanto en renta variable como fija. Y hay mucho apetito por la inversión factorial, tanto en inversión indexada como en fondos de retorno absoluto con volatilidades en torno al 6-7%, donde el inversor tiene acceso a un universo multiactivo de renta variable, renta fija y divisas, pero sobreponderando o infraponderando una serie de factores.

-¿Cree que el mercado del asesoramiento tenderá a fórmulas de dependencia en lugar de independientes por las exigencias regulatorias?

-Evidentemente, es algo que tiene que decidir cada entidad. Es cierto que, hasta ahora, no muchas han manifestado su intención de ofrecer asesoramiento independiente. Algunas entidades de banca privada, orientadas a grandes patrimonios, sí nos consta que se decantarán por la opción independiente. Luego, habrá que ver cómo tracciona todo esto, porque hay muchas que están esperando a ver qué hace la competencia. Es difícil de predecir hasta que entre en vigor la normativa.

-Nos comentaba antes el buen nivel que tiene el asesoramiento que ofrecen las entidades en España ¿Cómo ve el nivel profesional de los asesores en el contexto internacional?

-Creemos que el nivel de asesoramiento en España es muy bueno. Además, MiFID II trae una serie de exigencias a nivel de formación que serán muy positivas para la industria en general. Nosotros hablamos con muchos asesores y vemos en el día a día que hay mucha inquietud, proactividad e interés por estar cerca de los mercados, entender las dinámicas del mismo y prestar un servicio lo más profesional y eficiente posible a sus clientes.

-La preocupación global por la jubilación en los países occidentales puede atraer un importante nivel de ahorro a las entidades. En España, sin embargo, los planes de pensiones, a pesar de sus ventajas fiscales, no han logrado el desarrollo esperado. ¿Qué vehículos cree que serían los adecuados para canalizar el ahorro a largo plazo?

-Los planes de pensiones son una solución con un atractivo fiscal a corto plazo, aunque conllevan un diferimiento fiscal a la hora de rescatar la inversión. Pero no son el único vehículo; los fondos de inversión son una alternativa muy válida. Los fondos multiactivo realmente vinculados con los objetivos de inversión y el horizonte temporal del cliente, son un instrumento muy eficiente, también por su fiscalidad. Los unit linked son otra opción de la que no se habla mucho, pero que debe ir creciendo, pues tienen una serie de beneficios fiscales, de planificación patrimonial y de diversificación de las inversiones que son muy interesantes, especialmente en el ámbito de banca privada. Además, la gestión dinámica del unit linked permite introducir vehículos con comisiones de gestión muy competitivas. Por ejemplo, se puede construir un unit linked con ETFs como subyacente y con comisiones muy reducidas, lo que, a largo plazo, puede tener un efecto muy importante.

-¿Qué influencia van a tener en el mercado la aparición de nuevas tecnologías como el Blockchain o las posibilidades que abre el Big Data?

-Son herramientas que, claramente, van a ayudar a los gestores a generar Alpha. En Estados Unidos ya hemos apostado por introducir elementos de Big Data e Inteligencia Artificial en la gestión. Es un input más, que sirve para complementar la información que el gestor ya tiene de las empresas. En BlackRock invertimos continuamente en Big Data. De esta forma, podemos observar y analizar con imágenes vía satélite, por ejemplo, cuánto movimiento hay en empresas manufactureras en China; o ver desde la entrada y salida de camiones hasta las horas de consumo de luz. Nos permite monitorizar actividad. Este tipo de cosas puede ser una información adicional interesante para el gestor. En el caso concreto de España, en 2013, constatamos que las búsquedas en Google de coches y electrodomésticos repuntaron considerablemente; esto fue una señal de compra para algunos gestores que tenían exposición a España en fondos internacionales.

-¿Cómo cree que evolucionará la economía a nivel global y en España en los próximos meses?

-Creemos que seguirá habiendo crecimiento a nivel global y en España también. Aunque hay economías que destacan por encima del resto, como China, que continuará creciendo a tasas superiores al 6-6,5%. Ahora bien, en general, las expectativas son de crecimientos muy bajos. La inflación no termina de repuntar y eso hace que los bancos centrales no aceleren la retirada de estímulos, aunque llegará el momento en que lo hagan y veamos subidas de tipos, pero de una forma muy gradual.

Share This