Agencias y sociedades de valores reducen su red comercial

Las Empresas de Servicios de Inversión (ESI) parecen seguir la línea marcada por las grandes entidades financieras de nuestro país, y están reduciendo su presencia física en el territorio nacional. Las cifras no son tan significativas como en la banca, que ha reducido casi a la mitad el número de oficinas en el último decenio, pero inciden en la misma tendencia, según los datos de la CNMV.

Del conjunto de las ESI, solo las Empresas de Asesoramiento Financiero (EAF) parecen mantener sus sucursales, a pesar de que el número de EAF no ha dejado de caer en los últimos años. Son 21 las sucursales de EAF existentes a 30 de junio de 2019 y eran 21 las que había justo un año antes. Quizá, la mayor resistencia de estas a se deba a que las Empresas de Asesoramiento Financiero no tienen la posibilidad de contar con una red externa de agentes financieros, aunque desde este ejercicio pueden recurrir a los servicios de un tipo limitado de agente, sin capacidad para asesorar ni informar, solo para actuar como prescriptor.

La evolución de las agencias y sociedades de valores muestran una caída tanto del número de sucursales como de representantes. Aunque el informe de la CNMV no apunta a una razón concreta, cabe colegir que los efectos de la digitalización comienzan a hacerse patentes también en este sector.

Las agencias de valores cuentan con 22 sucursales al cierre del segundo semestre del presente año, tres menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa una reducción del 12,5%. Además, cerraron el pasado ejercicio con 414 representantes; seis meses después la cifra baja a 388, lo que supone un descenso del 6,28%; si contemplamos la caída desde junio de 2018, esta se sitúa en el 10,14%.

En términos relativos, las sociedades de valores son las que registran una contracción mayor de su red. Desde el 30 de junio de 2018, el número de sucursales ha pasado de 26 a 18, lo cual supone una disminución del 30,77%. La caída del número de representantes es significativamente menor (-9,79%), pasando de 2.185 a 1.971. Sin embargo, hay que recordar que el ajuste más significativo se produjo el pasado año, cuando la red de representantes de las sociedades de valores se redujo en más de 3.700 efectivos, al pasar de 5.747 en 2017 a 2.027 en diciembre de 2018.

Fuente: CNMV.