El Foro de Asesoramiento Patrimonial abordará la irrupción de las Fintech en su tercera sesión en la FEBF

 

El Comité Organizador del Foro de Asesoramiento Patrimonial (FAP) ha organizado su tercera sesión el próximo miércoles 30 de marzo en la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) de Valencia. Este tercer desayuno afianza el FAP, promovido conjuntamente por la propia FEBF, Broseta Abogados y Ética Patrimonios EAFI. Se trata de un espacio de debate que consolida el sector del Asesoramiento Patrimonial en la Comunidad Valenciana como colectivo clave para la adecuada gestión patrimonial de los ciudadanos y como elemento transmisor de la cultura y la formación financieras, todo ello en cumplimiento del objetivo fundacional de consolidar la plaza financiera como referencia internacional.

Constituido en el mes de diciembre, el FAP se articula mediante reuniones periódicas donde se  comparten ideas e iniciativas de mejora del asesoramiento patrimonial para los inversores entre profesionales y directivos de referencia, otorgando visibilidad a personas y mensajes de interés para la plaza financiera.

En esta convocatoria, a la que pueden asistir exclusivamente socios de la FEBF o profesionales invitados por ellos, será liderada precisamente por Ética Patrimonios. Bajo el título #FINTECH: Retos y oportunidades para el Asesoramiento Patrimonial, su director general, Fernando Ibáñez, expondrá su visión sobre la influencia actual y futura de estos nuevos jugadores en el sector. Se trata de empresas de base tecnológica que ofrecen servicios financieros alternativos a los del sector bancario tradicional: marketplace lending, direct lending, roboadvisors, etc. Esta industria ha incrementado su volumen de inversión captada un 40% durante el pasado año, hasta los 130 millones de euros, lo que representa el 21,5% de todas las inversiones realizadas en España, según los datos aportados por Mooverang.

Fernando Ibáñez, cofundador de Ética Patrimonios EAFI y de la fintech Circulantis, recuerda que España es un país enormemente bancarizado. En cifras, la financiación bancaria de las empresas supera el 90%, cuando en Estados Unidos no rebasa el 40%. Las Fintech, en palabras de Ibáñez, “aportan transparencia en gestión y en comisiones, eficiencia y accesibilidad, al reducir los costes y las cantidades mínimas para acceder a un asesoramiento profesional”.  Reconociendo que no son la panacea, Ibáñez defiende que las Fintech están ya transformando de manera importante el sector financiero y que este proceso sólo acaba de empezar en nuestro país. Al tiempo, apunta que se trata de una andadura más lenta de lo que algunos pregonan, aunque considera que los bancos todavía no han reaccionado al nuevo panorama y que en diez años la realidad será otra bien diferente.

, , , ,

Share This