Juan Aznar (Mutuactivos): “El concepto de preservación del capital está desapareciendo”

Juan Aznar, presidente y consejero delegado de Mutuactivos, reconoce en esta entrevista con elAsesorFinanciero que la situación actual de los mercados es “la más difícil que he vivido en mi carrera profesional”.

-Nos encontramos en un momento muy difícil para la inversión. Por un lado, con tipos de interés negativos y, por otro, con una fuerte volatilidad en renta variable ¿cómo se enfrentan en Mutuactivos a esta realidad?

-Sin ninguna duda es el momento más difícil de mi vida profesional para gestionar inversiones. Cada momento, cada crisis, tiene sus peculiaridades y nunca se preanuncian. Pero el actual entorno de tipos de interés pone a todos los agentes económicos y financieros en una situación muy complicada, tanto a las entidades como a los ahorradores. El gran problema de un entorno de mercado con los tipos absolutamente intervenidos es que resulta draconiano para el ahorrador. En estos momentos, hay cerca de 10 billones de euros invertidos en deuda pública con tipos negativos. En teoría, estos tipos negativos deberían haber contribuido a reactivar la economía e impulsar el consumo, pero no se ha traducido de esa forma porque el crédito no está fluyendo al sector privado como se esperaba. La consecuencia es que se está dirigiendo a la compra de activos y estamos viendo una inflación en el precio de los mismos muy peligrosa. Hoy, el riesgo en los mercados no está tanto en la renta variable, que por definición es el activo al que está vinculado el riesgo, como en la renta fija. Está claro que el bono alemán a diez años en rentabilidad negativa tiene riesgo. Por eso, creo que en este momento no hay un activo libre de riesgo. Estamos todos los intervinientes en el lado comprador y no hay nadie en el otro lado de la silla. En el momento en que alguien deje de comprar, podemos ver una corrección significativa en el mundo de la renta fija, que es el caladero natural de casi todos los agentes.

El entorno de tipos cero obliga a los clientes a desplazarse de sus perfiles naturales de riesgo, pero ese desplazamiento es lento”

-¿Cuándo cree que podría explotar la burbuja de la renta fija?

-Es difícil acertar con el “timing” exacto. Las medidas monetarias no convencionales que estamos viendo son, primero, no convencionales porque nunca hemos asistido a ese aporte de liquidez en los mercados de forma tan continua. Es como si le administras morfina a un enfermo con fuertes dolores: Cuando desaparecen los dolores queda una adicción al estupefaciente. ¿Qué ocurrirá cuando el BCE anuncie el fin de las medidas de relajación monetaria? Lo más lógico es que, en ese momento, el mercado, que está uniformemente en el lado comprador, empiece a vender esos mismos activos y pase a ser básicamente vendedor, con lo cual las TIR de la renta fija subirán y los precios se vendrán abajo.

-¿Cómo ve los mercados de renta variable?

-Creo que es un activo en el que hay que estar te guste o no te guste, básicamente porque en el mundo de la renta fija hay ausencia de rentabilidad. Si compras bono alemán hoy, tienes más posibilidades de perder dinero que si compras acciones de Telefónica porque, aunque baje el precio de la acción, tienes la defensa del dividendo. Hoy la renta variable presenta una mejor defensa que la renta fija para el ahorrador de todo tipo.

-¿Cómo está evolucionando la comercialización de seguros Unit linked?

-Los estamos vendiendo mucho. Lo que está ocurriendo en el sector asegurador, en general, es que este entorno de tipos cero está obligando a los clientes a desplazarse de sus perfiles naturales de riesgo. Y ese desplazamiento es lento. Sobre todo en el cliente de seguros, que sigue buscando la garantía. Los proveedores de servicios de ahorro e inversión vamos a tener que aprender a transmitir al cliente que preservar el capital le va a costar dinero. Eso es lo más importante que está ocurriendo en este momento, que el concepto de preservación del capital está desapareciendo o ha desaparecido.

-Pero hay gente que empieza a plantearse ahorrar para la jubilación y quiere preservar capital, ¿qué puede hacer?

-Ese es el gran problema que está generando la política monetaria actual que ha traído consigo la ausencia de rentabilidad y la imposibilidad de preservar el capital. Pero, hablando de concienciación sobre el ahorro para la jubilación, si analizamos los datos de la encuesta del CIS, vemos que las pensiones no están entre los principales problemas que preocupan a los españoles. Se sitúa en torno a la posición 15. Solo hay un 2% o un 3% de la población que efectivamente considera que es un problema importante. Esto se debe a varias razones; la primera es que la tasa de reposición, es decir, el porcentaje sobre el último salario que cubre la pensión pública es en España una de las más altas de la OCDE. La segunda es la miopía temporal, porque la clase media, donde se encuentra el grueso de la población, va a ver reducidas sus prestaciones dentro de unos años y tendrá que disminuir su nivel de vida de forma significativa.

-¿Cómo afecta este entorno al sector bancario?

-Un entorno de tipos cero tiene graves repercusiones para un sector como el bancario. Ahora mismo, sus márgenes de intermediación están bajo mínimos. Se ha reducido el margen de los créditos y, a cambio, no se ha incrementado el volumen. Si a ello se unen los altísimos costes de transformación que tiene la banca por sus grandes redes de sucursales, es casi imposible lograr rentabilidad, porque las comisiones no son suficientes para compensar la caída del margen de intermediación. Son una ayuda, pero no son la parte fundamental de la cuenta de resultados. Los bancos han estado comprando activos de renta fija y tienen elevadas plusvalías acumuladas. Su cuenta de resultados se está generando a partir de partidas no típicas de la actividad bancaria. Ahora bien, cuando exista la percepción de que los tipos han tocado suelo, desharán posiciones para materializar esas plusvalías y vendrá esa corrección significativa que comentaba. No obstante, una de las cosas buenas que tiene esta burbuja es que, al contrario que la de 2007, no viene acompañada de apalancamiento.

-¿Y cómo afrontan este escenario las aseguradoras?

También para ellas es un entorno sumamente complejo, aunque no tan acusado como en la banca. Su problema principal es la búsqueda de rentabilidad como inversor, porque en renta fija no está encontrando activos y tienen que buscar la rentabilidad en activos menos tradicionales y eso es algo a lo que el sector no está acostumbrado. Nosotros, en el ramo de vida, hemos tenido que tomar una decisión muy difícil que es cerrar una parte significativa de nuestra cartera a la nueva producción para poder mantener la rentabilidad a nuestros asegurados actuales. Si hubiéramos seguido recibiendo aportaciones, habríamos tenido que acudir al mercado a comprar activos con TIR negativas o con un perfil de riesgo muy superior. Eso supondría diluir la rentabilidad que estás dando a los asegurados ya existentes. Y eso es un conflicto de intereses importante. No creo que haya nadie que esté gestionándolo con la transparencia que lo hemos hecho nosotros.

No hay comentarios

Deja un comentario

Share This