Mapfre Inversión: “El perfil del inversor en España es más arriesgado de lo que parece a primera vista”

Mapfre Inversión
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Por José Emilio Chao

Tras el salto de Mapfre Inversión al sistema de arquitectura abierta, su consejero delegado, Juan José Almazán, destaca que, a pesar de contar con una plataforma con más de 15.000 fondos, la oferta a sus clientes se estructurará a través de carteras modelo y una relación de fondos recomendados por su comité de asignación de activos.

– El inversor español ha sido siempre muy conservador y poco dado a productos de riesgo. En un entorno de tipos casi cero, ¿es complicado contar con una oferta que satisfaga las expectativas de los clientes?

-Es verdad que se tiene la impresión de que el inversor español es bastante conservador, pero, cuando se miran las estadísticas, no es del todo cierto. Si analizamos las estadísticas del observatorio de Inverco, vemos que hay zonas donde un porcentaje superior al 50% de los clientes con fondos de inversión tienen fondos de bolsa u otros no conservadores. Recuerdo, por ejemplo, el caso de La Rioja, donde estos datos eran especialmente significativos. Cuando trasladamos a nuestra red este tipo de información, vemos que les sorprende y les llama la atención, porque choca con la idea que tenemos del cliente español. Lógicamente, todavía hay una parte importante que tiene su dinero en depósitos, pero el perfil del inversor en España es más arriesgado de lo que parece a primera vista.

A los clientes que todavía están cerrados a todo tipo de riesgo y quieren garantía 100%, no vamos a llegar nunca con este tipo de oferta, porque hoy en día es imposible. Esa parte de la población se excluye, pero cada vez son menos, porque muchos de los que eran reacios se están abriendo a nuevas posibilidades. Nosotros contamos con una cartera conservadora donde lo que se busca primordialmente es la preservación del capital; es una cartera muy diversificada, con algo de riesgo, pero es una opción para los clientes con menos tolerancia al riesgo. Otra vía que estamos preparando es la gestión discrecional de carteras a través de fondos, algo que ha empezado a tener mucho auge el año pasado. Pero lo que vamos a hacer es cobrar las comisiones establecidas sobre el patrimonio gestionado y, sin embargo, devolveremos a los clientes todas las comisiones que reciba Mapfre Inversión de esos fondos. Queremos ser absolutamente transparentes, cobrar exclusivamente por nuestro trabajo, cualquier otra carga añadida se la devolveremos al cliente. Siempre hemos sido muy transparentes con las comisiones; somos la única entidad depositaria, por ejemplo, que no cobra a los fondos comisiones de liquidación y vamos a continuar en esa línea.

En la incorporación de tecnologías ‘fintech’ vamos con mucha precaución, porque aún hay muchas lagunas en su regulación”

-¿Los clientes que prefieren salir de vuestras carteras modelo y deciden acceder a la amplia oferta de fondos de la plataforma, reciben algún tipo de asesoramiento o cuentan con herramientas de apoyo para sus decisiones de inversión?

-En ese caso el cliente se autogestiona. Nosotros tenemos una relación de fondos recomendados y de ahí no nos vamos a salir. Pero ponemos a disposición del cliente la plataforma para que pueda comprar lo que quiera; es una opción más. Como apoyo, en la plataforma cuentan con el buscador y el comparador básico de Morningstar. En cualquier caso, lo lógico es que el cliente que se decante por esta opción sea un inversor con unos conocimientos superiores a la media.

-¿Habéis hecho una valoración de cómo os pueden afectar las nuevas normativas que se avecinan, como MiFID II, PIIPS, IDD…?

-A nosotros la que nos afecta es MiFID II y ya el año pasado recurrimos a una consultoría para valorar el impacto, previendo este nuevo negocio de Gestión Patrimonial. En este momento, estamos trabajando ya en implementar todos los sistemas que nos permitan realizar todos los controles que nos exigirá la norma. Queremos resolverlo lo más rápido posible y antes del uno de enero lo tendremos implantado, porque nosotros tenemos mucho que hacer en otros ámbitos: formar a muchos empleados y colaboradores, hacer despliegues importantes…

-Se habla mucho últimamente de las ‘Fintech’ y los Roboadvisors ¿qué papel cree que pueden alcanzar en la distribución financiera? ¿Tienen previsto utilizar alguna de estas tecnologías?

-Estamos analizando cuáles son los sistemas que mejor se pueden adaptar a nuestro negocio, porque no pensamos en realizar un desarrollo propio, sino en buscar el mejor partner para cubrir cada necesidad. Pero, a la hora de incorporar posibles tecnologías Fintech, vamos con mucha calma porque nos preocupa su regulación, que todavía tiene muchas lagunas. En cuanto al papel que puedan tener en el mercado los Roboadvisors, a corto plazo, no veo que vayan a tener demasiado peso, al menos en España; hay demasiadas incertidumbres. En este sector, además, ha cambiado todo tanto y tan deprisa que, aun sin habernos dado tiempo a asimilarlo, ya estamos planteando otra manera de hacer los negocios. Creo que, primero, debemos centrarnos en hacer bien lo que sabemos hacer.

Share This