Los grandes bancos piden que no pase lo de Reino Unido, donde los clientes de menos de 50.000 libras se han quedado sin asesoramiento

Asunción Ortega, presidenta de InverCaixa Gestión.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Asunción Ortega, presidenta de InverCaixa Gestión.

La MiFID II sigue siendo la protagonista de los debates en los distintos estamentos del sector financiero, por las incertidumbres que causa su futura aplicación, especialmente por el tema de la remuneración de la comercialización de productos financieros. Lo volvimos a comprobar en el Encuentro de Inversión Colectiva que organizan la APD, Deloitte e Inverco, donde, sin duda alguna, volvió a ser el tema estrella.
Así, Asunción Ortega, presidenta de InverCaixa Gestión, declaró que “los clientes más pequeños se quedarán sin el asesoramiento que presuntamente les prestan hoy las redes bancarias”. Y citó el caso de Reino Unido, donde la RDA, ha dejado “sin asesoramiento a los inversores con un patrimonio inferior a 50.000 libras. Como en España la inversión media en fondos es menor a 30.000 euros, la gran mayoría de clientes se quedará sin asesoramiento. El modelo actual de asesoramiento en las redes bancarias está funcionando muy bien en España, lo que supone que las redes comerciales deben recibir una compensación por ese trabajo”.

Por su parte, Lázaro de Lázaro, responsable de la gestora del Santander, afirmó que la MiFID II “parte de un análisis incorrecto del mercado, porque se basa en el modelo británico, donde tienen mucho peso los asesores independientes, pero en España, Alemania o Italia la comercialización se realiza a través de la banca”. Luis Megías, CEO de BBVA AM, coincidió en que “en Reino Unido el 90% de fondos se vende a través de asesores independientes, mientras que en España, el 90% se vende a través de bancos. La nueva norma debe respetar el esquema de distribución de cada país”.

Share This