Los españoles son los europeos que se sienten más cómodos basando sus decisiones de inversión en asesoramiento profesional

adaptarse a MiFID II
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Legg Mason, una de las principales gestoras de fondos de inversión del mundo, acaba de lanzar en España la segunda oleada del Global Investment Survey, una encuesta anual en la que participaron 15.300 personas de 17 países diferentes1. En esta ocasión, la firma analiza cómo utilizan los españoles las herramientas financieras a la hora de tomar decisiones de inversión, el papel del asesoramiento profesional en el proceso de toma de decisiones y su opinión sobre la función de los instrumentos tecnológicos en sus inversiones.

Del “cara a cara” como canal de comunicación preferido al creciente papel de Internet

El estudio demuestra la importancia que los inversores españoles confieren al factor humano a la hora de buscar información sobre ahorros e inversiones personales a largo plazo (entendidas como aquellas mantenidas durante más de 10 años). A este respecto, la mayoría de los españoles (23%) elegiría “hablar con un profesional cara a cara” como fuente de información preferida. “Hablar con familia o amigos” es la segunda fuente más elegida (17%), seguida por “realizar una búsqueda en Internet utilizando Google u otro buscador” (9%).

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El estudio también nos ofrece una noción sobre la diversa gama de fuentes de información que los españoles consultan antes de tomar una decisión respecto a sus inversiones y ahorros a largo plazo. En nuestro caso, los inversores consultan una media de 3,82 fuentes antes de tomar una decisión.

La importancia del “cara a cara” también explica por qué, en sus relaciones con las firmas de servicios financieros, el trato personal es también fundamental para los españoles. En este sentido, “en persona” es la forma de relacionarse con las entidades financieras más mencionada en la encuesta, seguida de “por teléfono”. En concreto, el 73% de los encuestados en España eligieron “en persona” como primera opción de contacto con su banco, el 40% con su aseguradora/plan de pensiones, el 43% con su asesor financiero/gestor de inversiones y el 38% con su gestora de activos/proveedora de fondos.

Si bien estos dos canales tradicionales (“en persona” y “por teléfono”) son los favoritos para contactar con diferentes profesionales de servicios financieros, las herramientas digitales son una fuente de información financiera cada vez más importante. De hecho, más de la mitad de los encuestados españoles (58%) utiliza Internet para obtener información sobre sus finanzas personales, productos de inversión y asesoramiento. En concreto, el 47% de los españoles afirma utilizar páginas web de finanzas personales, el 30% utiliza el sitio web de su gestora de fondos y el 25% la página de su firma de intermediación. Entre aquellos que utilizan páginas web de finanzas personales, el 74% usa páginas de banca, el 49% páginas de aseguradoras generales y el 42% las utiliza para realizar pagos o transferencias.

En cuanto al uso de aplicaciones financieras, el 26% afirma utilizar aplicaciones de finanzas personales, el 13% usa las herramientas de su gestora de fondos y el 9% la herramienta de su firma de intermediación. Entre aquellos que usan aplicaciones de finanzas personales, el 64% utiliza aplicaciones de banca y el 35% aplicaciones de pagos/transferencias.

El papel de los asesores financieros profesionales

La encuesta pone de manifiesto que los inversores españoles son los europeos que más cómodos se sienten basándose en asesoramiento financiero profesional para tomar decisiones de inversión (el 92% afirma sentirse “muy” o “algo” cómodo con esta fuente), seguido de los consejos de “familia/amigos/compañeros de trabajo” (79%) y “noticias financieras/principales grupos de medios” en tercer lugar con un 66%. Las plataformas online, como los robo-­advisors (63%) y los foros, blogs, publicaciones y medios alternativos (62%), comparten el cuarto puesto.

Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal, comenta: «Si bien la gran mayoría de los inversores españoles confían en el asesoramiento financiero profesional a la hora de tomar decisiones de inversión, solo el 43% de los encuestados en España utiliza actualmente estos servicios, un 2% menos que la media europea. Desde Legg Mason, estamos convencidos de que, independientemente del aumento del uso de las nuevas tecnologías en el sector, el asesoramiento profesional seguirá desempeñando un papel fundamental en la planificación patrimonial de los inversores, por lo que esta diferencia podría disminuir y nos acercaríamos más a la media europea».

Empezar a invertir (20%) fue el motivo más común que impulsó a los inversores españoles a usar por primera vez los servicios de un asesor financiero profesional, seguido por “invertir en un producto determinado” (13%) y “alcanzar una cierta edad” (12%).

Respecto al uso de asesoramiento financiero profesional en el resto de países europeos que participaron en la encuesta, Suiza es el país que actualmente más uso hace de estos servicios (50%), mientras que el Reino Unido es el país que menos los utiliza (37%). En lo que respecta a Suiza en concreto, el principal motivo que impulsó a los inversores a utilizar estos servicios fue “alcanzar una cierta edad” (18%, la respuesta más común).

La encuesta también explora si existe algún producto o servicio online que agrade a los inversores en la comunicación con su asesor financiero. Al respecto, los españoles encuestados que utilizan o han utilizado los servicios de un asesor financiero se sienten satisfechos con algunas herramientas o servicios online a la hora de trabajar con sus asesores, tales como la posibilidad de comprobar su balance online (53%), consultar los extractos de cuenta online (48%) y las herramientas online de planificación financiera de cara a la jubilación (34%).

En busca del equilibrio entre la tecnología y la atención personalizada

En cuanto a la actitud de los inversores españoles a la hora de buscar, gestionar y adquirir inversiones online, existen ciertos aspectos con los que se sentirían “muy cómodos” o “algo cómodos”, tales como realizar una “búsqueda básica sobre inversiones” (92%) o “buscar asesoramiento sobre productos de inversión” (88%). Por otro lado, la encuesta pone de relieve que no se sentirían tan cómodos si tuvieran que tomar una decisión más sofisticada de manera online. De hecho, el 44% no se sentiría “nada cómodo” invirtiendo 15.000 euros online.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

El estudio también refleja la creciente importancia de la vinculación de la tecnología con la planificación financiera. Según Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal: «La tecnología tiene margen para seguir aumentando su importancia en el proceso de inversión de los inversores españoles. Estos consideran que el asesoramiento, en la mayoría de aspectos relacionados con la planificación financiera, debería ser humano y estar apoyado por la tecnología».

Al preguntarles sobre aspectos específicos de su planificación financiera, los españoles confieren una mayor importancia al factor puramente humano (sin ningún tipo de intervención tecnológica) a la hora de “adquirir un plan de pensiones” (24%), “intentar reducir el pago de impuestos” (22%) y “estructurar una cartera de inversión” (20%).

A este respecto, el 78% de los españoles cree que la tecnología es una gran herramienta, pero desea seguir contando con el apoyo adicional de un experto que les oriente. Además, a pesar de reconocer las ventajas que la tecnología puede ofrecer en algunos aspectos de su planificación financiera, el 77% (el porcentaje más elevado de Europa) afirmó que el servicio personalizado al cliente nunca podrá reemplazarse con tecnología.

Share This