Las elecciones británicas crean un ‘parlamento colgado’

'hard brexit'
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Por Léon Cornelissen, Economista Jefe de Robeco

Las aceleradas elecciones británicas convocadas por la primera ministra Theresa May tenía como objetivo aumentar la mayoría de los conservadores en la Cámara de los Comunes, de 650 asientos, para darle mayor firmeza en las próximas negociaciones del Brexit. Sin embargo, el Partido Laborista ha resurgido desde su anterior resultado en 2015 y cortó su liderazgo, ganando 30 asientos extra a las 07:30 am CET. La libra cayó casi un 2%.

La medida podría llevar a la dimisión de May, que después de 330 días en el cargo el 9 de junio la convertiría en el primer ministro más breve desde que Andrew Bonar Law duró sólo 211 días en 1922-23. Ahora se pronostica un gobierno de coalición con los aliados tradicionales de los conservadores, los unionistas del Ulster en Irlanda del Norte, bajo un nuevo primer ministro.

La conclusión ha sido que May necesitaba una victoria aplastante para disponer del máximo espacio de maniobra para negociar el Brexit, y ha fracasado dramáticamente. Durante la campaña estaba presionando por un Brexit duro, especialmente planes detallados sobre inmigración, y haciendo muchas afirmaciones sin sentido respecto al hecho de que ningún trato con la UE sería mejor que un mal trato, y claramente no hay mandato para ello.

Pero esto no hace las negociaciones del Brexit más fáciles. Con un parlamento sin mayoría es difícil ver cómo van a ser capaces de hacer frente a un acuerdo inicial de hasta 100 mill millones de libras esterlinas de los pagos de divorcio que están siendo demandados por la UE. Lo más probable ahora es una coalición entre los conservadores y los unionistas del Ulster, pero sería una mayoría no suficiente. Así, es probable que haya un colapso del gobierno, y quizás nuevas elecciones en octubre.

La economía del Reino Unido se debilita

El resultado no ayuda a una economía del Reino Unido que ya está luchando. Todo esto debe verse en el contexto de un debilitamiento de la economía: el PIB del primer trimestre creció sólo un 0,2% frente al 0,6% de la UE. La inflación en el Reino Unido está al alza, alcanzando recientemente el 2,7% (por encima del objetivo del 2,0% del Banco de Inglaterra) y los salarios reales están disminuyendo.

Por supuesto, este resultado no es un buen presagio para las inversiones, tanto nacionales como extranjeras, en el Reino Unido debido a la incertidumbre en curso, aunque el debilitamiento de la libra suavizará un poco el golpe. Una de las razones por las que la economía del Reino Unido siguió funcionando bien después del sorprendente resultado del referéndum del Brexit fue que una libra débil estimula las exportaciones y el crecimiento económico.

El Partido Nacional Escocés, que busca un segundo referéndum sobre una Escocia independiente, perdió 21 de sus 56 escaños, mientras que el partido pro-Brexit de la Independencia del Reino Unido Perdió su asiento único. May se convirtió en primer ministro el año pasado después de que David Cameron perdió el referéndum del Brexit, en el que el 52% de los británicos votaron por abandonar la UE. Después de desencadenar la cláusula de salida del Artículo 50 en marzo, convocó las elecciones de forma acelerada en abril, temiendo que su pequeña mayoría no durara lo suficiente para sentarse durante los dos años de conversaciones de divorcio.

Theresa May tiene que irse, aunque el momento es incierto, por lo que habrá un desafío de liderazgo dentro del Partido Conservador – y eso podría significar que el Ministro de Relaciones Exteriores Boris Johnson se convierta en primer ministro. “Sin embargo, el resultado escocés disminuye notablemente la posibilidad de un segundo referéndum escocés, por lo que al menos sería positivo.

Brexit, el principal tema del mercado

Por otra parte, los mercados financieros actuarán en su momento, dice Lukas Daalder, Director de Inversiones de Robeco Investment Solutions. “Al final del día, no cambian mucho las cosas por el hecho de que todavía vamos a ver un Brexit”, dice. “El tono de las negociaciones puede cambiar debido a este resultado, pero todavía tenemos que hacer todo el baile del Brexit, que sigue siendo el tema principal en los mercados”.

“Si nos fijamos en el resultado, parece que a los votantes no les gustó la dura postura del Brexit que tomó May, pero al igual que con una encuesta, obtienes la respuesta a una pregunta pero no a otra – lo que el pueblo británico quiere todavía está en el aire.”

La libra cayó casi un 2%, pero después de la votación del Brexit el año pasado, se derrumbó un 12%, por lo que esta última caída es relativamente menor. Una libra más baja ayudará a los exportadores del Reino Unido, por lo que el FTSE no oscilará mucho, y no espero que las acciones europeas se vean muy afectadas. Bajo una perspectiva genérica, no parece impactante.”

Share This