Las 5 tendencias en el sector de los agentes financieros

Agentes financieros
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Por Santiago Díez

Desde hace cinco años vemos que cada día hay más y mejores agentes financieros, que, en gran parte, vienen de dejar su trabajo de banca privada en entidades en las que ya no les motiva seguir. ¿Cuáles son las razones de esta tendencia en el mundo del asesor financiero? Son muchas, pero las resumo en las cinco razones siguientes:

  • Falta de independencia en el sector: Los empleados de las entidades deben colocar los productos que dejan a la entidad más margen o que están en campaña, mientras que el asesor financiero solo tiene en su punto de mira al cliente – y más ahora con MiFID II- al cual quiere asesorarle dentro de una relación de confianza y a largo plazo.
  • Reconversión del sector: Entre los años 2008 y 2015 se ha pasado de tener 249.500 empleados a 178.300, más de 70.000 empleos directos perdidos. Y se ha pasado de 48.000 oficinas a menos de 34.000, por lo que nos vemos ante un futuro a corto plazo donde ahora la moda es cerrar oficinas y convertir a los empleados en agentes.
  • Modelo contrastado: Se ha pasado de un modelo en el que hace años solo iba el profesional en paro a un canal donde se concentran cada día más los mejores profesionales: séniors, que gozan de confianza absoluta de su cliente y que gestionan realmente importantes carteras de clientes wealth.
  • Factores económicos: Durante estos años hemos visto de forma reiterada que el asesor financiero está logrando en un plazo de entre 12 o 24 meses multiplicar sus ingresos netos entre 3 y 5 veces frente al salario que tenía de empleado. Y todo ello sin tener jefes, reporting, cargas administrativas, etc. vamos…¡un sueño!
  • Felicidad y seguridad: Solo quien da el paso y se hace asesor financiero sabe que es más seguro depender de 20 ó 40 unidades familiares que de un jefe, de la estrategia de su entidad o de las políticas de la central a cientos de kilómetros. Y, todo ello, en el mejor proyecto empresarial, el único de ingresos recurrentes que te permiten ser feliz y dueño de tu futuro profesional.

Share This