La CNMV sobre los chiringuitos: “Ofrecer elevados rendimientos suele ser demasiado bueno para ser cierto”

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

La CNMV continúa intensificando su labor de información a los inversores para que sean capaces de detectar chiringuitos financieros. Así, la Comisión recuerda que “los chiringuitos son peligrosos e intentan engañarle. Si sospecha, pregunte. Adopte una actitud activa. Haga preguntas sobre las características del servicio y de la inversión que se le estén proponiendo. Y obtenga información por escrito”.

Se trata del segundo consejo que incluye su Decálogo del Inversor, donde añade que “no se trata de entidades más o menos solventes o con mayores o menores habilidades en la gestión financiera: están fuera de la legalidad e intentan engañarle. El término «chiringuito financiero» define de manera informal a aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo. Son peligrosos porque en la mayoría de los casos la aparente prestación de tales servicios es sólo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas, haciéndoles creer que están realizando una inversión de alta rentabilidad”.

La CNMV añade que “es importante tener claro que los elevados rendimientos que ofrecen suelen ser demasiado buenos para ser ciertos: sólo son el cebo con el que consiguen que los inversores menos informados o más confiados les entreguen sus ahorros. Cuando no pueden justificar las pérdidas, simplemente desaparecen o cambian de nombre. Cualquier inversión debe abordarse con suficiente conocimiento de las características y riesgos del producto, por lo que es importante tener claros todos los extremos antes de comprometer el capital”.

También advierte contra las prisas para invertir: “El inversor necesita tiempo para decidirse y tiene derecho a expresar y obtener respuesta a todas sus dudas. Sin embargo, los chiringuitos presionan a la víctima para obtener una respuesta afirmativa inmediata, sin darle ocasión para reflexionar. Precisamente una de las principales diferencias entre las entidades autorizadas y los chiringuitos financieros consiste en que las primeras invitan al inversor a plantear sus dudas y le facilitan toda la información necesaria, mientras que el objetivo de los estafadores es confundirle y hacerle sentir ignorante, para que confíe en ellos sin cuestionar sus argumentos. Ninguna pregunta puede ser improcedente ni irrelevante cuando se trata de cómo invertir su dinero”.

Finalmente, recuerda que siempre, ante cualquier duda, el inversor puede consultar en el teléfono de atención al inversor de la CNMV 900 535 015 o enviar una consulta mediante el formulario que puede encontrar en la Sección del Inversor de su web.

Esta es una recopilación y recordatorio de las advertencias sobre “chiringuitos” realizadas desde comienzos de 2017.

 

,

Share This