El optimismo de los inversores europeos se mantiene alto para 2017, a pesar de los acontecimientos geopolíticos

Unión-Europea-400x189
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Los inversores europeos se muestran cada vez más optimistas sobre las rentabilidades del mercado bursátil en 2017  y están menos preocupados por los acontecimientos geopolíticos, a pesar de un año cargado eventos políticos, según la última Encuesta de Clientes de Banca Privada*  elaborada por J.P. Morgan Banca Privada. La encuesta explora las expectativas de los inversores europeos de cara a 2017, que apuntan hacia un optimismo creciente de los mercados emergentes y la renta variable, y un aumento de las preferencias por estrategias alternativas.

La renta variable, el activo más rentable

En contraste con la anterior encuesta, publicada en mayo, en los últimos seis meses los inversores europeos se muestran más optimistas con respecto a las rentabilidades del mercado bursátil, ya que el 39% considera que la renta variable será el activo más rentable en los próximos 12 meses. Las estrategias alternativas también atraen  la atención de los inversores y una cuarta parte (28%) prevé que proporcione buenos resultados. Como era de esperar, en el entorno actual de bajas o negativas rentabilidades en bonos y tipos de interés, la liquidez y la renta fija atraen solo al 9% y el 7% de los inversores, respectivamente.

“Si bien la encuesta de primavera reveló un cambio en la confianza hacia la renta variable europea, la última encuesta muestra que los inversores ahora prefieren de nuevo la renta variable estadounidense; un tercio (32%) considera que el mercado estadounidense superará a otras regiones”, señaló Borja Astarloa, director de Inversiones de JP Morgan Banca Privada. Por otra parte, solo el 16% de los clientes piensa que las acciones europeas serán el mercado de renta variable que mejor evolucionará en 2017.

Riesgos para los mercados financieros en 2017

Tras un año de importantes acontecimientos políticos, la preocupación de los inversores por los eventos geopolíticos ha disminuido, tal como se percibe por el impacto del Brexit y las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Actualmente, los inversores están más preocupados por los riesgos económicos o los derivados de las políticas monetarias para los mercados. Una cuarta parte de los clientes (25%) señala que la divergencia entre las decisiones de los bancos centrales es el mayor riesgo en 2017, seguido de cerca por la baja inflación (24%).

Dicho esto, la sorprendente victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales constituye una preocupación para el 18% de los inversores y los temores en torno al Brexit y la potencial desaceleración en Europa se mantiene para el 16% de los inversores.

La distribución geográfica de las opiniones es consistente en toda Europa, con la excepción de Suiza, donde se muestra menor preocupación por el impacto de las elecciones presidenciales estadounidenses, mientras que en Suecia están más relajados por el impacto del Brexit en la economía.

Mayor optimismo acerca de los mercados emergentes

Con las rentabilidades de la liquidez y la deuda pública justo por encima de cero o incluso en terreno negativo, los inversores han centrado su atención en los mercados emergentes. Más de un cuarto de los inversores (30%) considera que el rebote que experimentarán los mercados emergentes será la mayor sorpresa en los próximos 12 meses. Los inversores británicos siguen siendo los más optimistas con respecto a los mercados emergentes, y el 42% de los inversores afirma que estos serán los más rentables, seguidos por el 34% de los inversores en Alemania.

El dólar estadounidense, la moneda con mayor rendimiento en 2017

La fortaleza del dólar estadounidense también prevalece y el 50% de los inversores piensa que será la moneda más robusta en los próximos 12 meses, con los inversores franceses y españoles como los más confiados al respecto. Por otra parte, un cuarto de los inversores (24%) piensa que el oro será el activo más destacado en 2017.

Además, la confianza en la libra esterlina sigue siendo baja y solamente el 12% de los inversores considera que será la moneda más rentable el próximo año. Este dato se sitúa ligeramente por delante del euro (8%) y del yen japonés (6%).

Share This